Invita Geraldine Chaplin a presidentes a ver cine

La actriz calificó como 'tonterías' las decisiones de los mandatarios en la Cumbre de las Américas en Panamá; pidió que mejor vayan al festival de ese mismo país.
La actriz señaló que está desilusionada de la política.
La actriz señaló que está desilusionada de la política. (EFE)

Panamá

La actriz británica Geraldine Chaplin conminó a los mandatarios que participan en la VII Cumbre de las Américas a que no hablen "tantas tonterías" y vayan a ver las películas del IV Festival Internacional de Cine (IFF 2015), que se celebra en Panamá paralelamente a la cita continental.

"Caray, que se vayan al cine en lugar de hacer tantas tonterías allí discutiendo, que lo único que arreglan es el bien de ellos mismos", afirmó en una entrevista Chaplin, protagonista del filme "Dólares de arena", (2015) que se exhibe en el IFF.

Tras criticar a los protagonistas de la Cumbre de las Américas, que concluye hoy, Chaplin confesó que está "desilusionada" de la política, de los políticos y del mundo actual, que le "repugna" por estar dominado por las empresas y no tener piedad.

"Es que estamos gobernados por grandes empresas, el mundo es cada vez más injusto y se fue la piedad, nadie tiene piedad ya", indicó.

La hija del genio del cine Charles Chaplin reconoció que tal vez este pensamiento sea "muy, muy pesimista", pero resaltó que incluso bajar a la calle en estos tiempos donde no existe la piedad es algo "muy deprimente".

"Tengo una visión muy oscura de que los ricos se van a volver más ricos, los pobres más pobres y que no hay piedad. ¡Qué horror!, pero es así", remarcó.

Con 70 años y una larga carrera en el cine, Chaplin dijo que es una mujer que ha sobrevivido a muchos de sus "apetitos" y que uno de ellos era la política, pero reiteró que está muy desilusionada "pero cada vez más apasionada por la justicia" y con los jóvenes, que para ella son la "única esperanza".

La juventud es la única esperanza, según Chaplin, "porque son más listos que los viejos, porque no es verdad que los viejos sean más sabios, los viejos hemos hecho una mierda de mundo, y ojalá que la juventud, no sé, tenga algo nuevo".

Igualmente, Chaplin, que siempre fue afín a ideas de izquierda, indicó que ahora tiene "una confusión muy grande" porque antes se sabía bien "dónde estaban los buenos y dónde estaban los malos", y que por ello su posición actual "es por la justicia".

La actriz dijo no saber si a la izquierda le queda alguna lucha o combate por gana. "Ojalá lo supiera porque me uniría enseguida", dijo.

Por otro lado, Chaplin destacó que se siente muy feliz de haber sido invitada por segunda ocasión al Festival Internacional de Cine de Panamá, donde se va a dedicar a ver cine, porque está "hambrienta de (disfrutar) películas", y también a participar en un coloquio sobre "Dólares de arena".

"Dólares de arena" transcurre en República Dominicana y narra la historia de amor entre una turista, Anne (Geraldine Chaplin), de 70 años, y una joven prostituta local, Noelí (Yanet Mojica), de 20 años, que desea viajar a Europa.

La relación entre ambas está signada por la contradicción, ya que mientras la anciana está enamorada de la dominicana, esta solo ve a Anne como un mero instrumento para lograr su objetivo.

Empéro, Chaplin dijo que pese a que este intercambio de dinero se hace de una manera "un poco lúdica", los dos personajes no se engañan y hay amor, porque, expresó, "el amor tiene unos disfraces muy diferentes".