Buñuel me dio mi primera arma: Gabriel Ripstein

Recordando la primera vez en que tuvo una arma en sus manos, el cineasta hace una reflexión sobre el tráfico de armas en la cinta '600 millas'.
Gabriel Ripstein habló sobre '600 millas' su nueva película.
Gabriel Ripstein habló sobre '600 millas' su nueva película. (Notimex. )

Guadalajara

Las armas están presentes en la vida de Gabriel Ripstein desde que era un niño, su abuelo era cazador y su hermano tirador, pero fue Luis Buñuel el primero en poner un arma en sus manos. Desde entonces el cineasta admite un respeto por ellas, razón por la cual plasmó en 600 millas, su ópera prima, el uso excesivo e irresponsable de las armas.

"Luis Buñuel iba mucho a mi casa, porque era amigo de mi papá (Arturo Ripstein) y fue él quien me regaló mi primera pistola. Buñuel me dio mi primera arma, que luego de años perdí porque me cambié muchas veces de casa, recuerdo que tenía unos nueve años y aquella pistola alemana me encantó desde siempre", compartió Gabriel Ripstein.

"Mi abuelo era un cazador y le encantaban las armas, mi papá y mi hermano crecieron igual, pero yo no cazo, sí crecí entre armas, pero aprendí a respetarlas, el problema de hoy es que cualquier persona puede conseguir armas y hay balas en el súper. Lo escandaloso es el insaciable apetito de Estados Unidos por el armamento", agregó.

600 millas es justo eso, una reflexión sobre el tráfico de armas en la frontera entre México y Estados Unidos, pero visto desde un ángulo sutil, que contrasta con la hostilidad del problema entre ambas naciones, el cual se suma al tráfico de drogas, "me perturbaba que existiera un operativo como lo fue el Rápido y furioso.

"No pretendo que con la película se abran los expedientes y veamos lo que estaba pensando la ATF, ni al caso, lo que quería era contar una historia humana, sobre un hombre que no hacía más que apuntar números de expedientes y un chico que iniciaba su vida dentro del negocio sucio", añadió el realizador.

Desde el inicio, Ripstein se dio a la tarea de investigar sobre el tráfico de armas, de hecho, "fui a las oficinas de la ATF en Arizona, hablé con vendedores de armas, filmamos en tiendas de armas reales, pero no con la intención de evidenciar nada, ni cuestionar el operativo", explicó Gabriel, sobre la historia que también escribió.

600 millas cuenta con las actuaciones de Tim Roth y Kristyan Ferrer, quienes entraron en duelo de actuación que se plasmó en pantalla, "Tim es un actor muy profesional, pero Kristyan no le pide nada, este señor retó actoralmente a Tim y el resultado es muy satisfactorio", comentó Ripstein, sobre su dupla protagónica.

Aunque al inicio del rodaje no fue del todo sencillo para Kristyan Ferrer, "no sabia si, con esa gran trayectoria, era un actor diva o muy payaso, pero conforme pasaron los días me sentí mas en confianza, sobretodo para las escenas agresivas, él me decía "amárrame, has esto sin miedo", aún así es complicado".

Recuadro

600 millas tuvo su premiere mundial en el marco del Festival de cine de Berlín, donde obtuvo el premio a la Mejor Opera Prima, después hizo su arribo a Guadalajara, donde se proyectó por primera vez para el público de México.

Gabriel Ripstein comentó que el apellido no representa un obstáculo, sino un motivo de orgullo, "soy muy al afortunado por contar con un padre así, durante el rodaje visitó el set en una ocasión y siempre me brindó su apoyo", dijo.