Jane Fonda: la edad es cuestión de actitud

La película "Youth" recibió aplausos durante su proyección en Cannes; el elenco provocó reacciones positivas con la historia que filmó Paolo Sorrentino.

México

La edad es una cuestión de actitud, dijo Jane Fonda luego de presentar Youth en Cannes, donde habló sobre la importancia de vivir a plenitud cada etapa de la vida, como procura, en cada proyecto personal y profesional, pese a la equivocada idea de que una actriz mayor no es opción para protagonizar las historias actuales.

 “La edad es una cuestión de actitud, cuando tienes una pasión en la vida te mantienes joven”, dijo Fonda, al concluir la función de Youth, una cinta de Paolo Sorrentino que plasma el retrato de un trío de adultos mayores que encuentran diversión cuando muchos pensarían que sus vidas están atadas a la soledad.

El tema de la edad está presente en la vida de Fonda desde que se percató de que las oportunidades no eran las mismas: “Hoy en día la televisión recibe a las mujeres mayores, es una de las razones por las que se está convirtiendo en un medio importante”, dijo la actriz cuando presentó en México la serie Grace y Frankie.

“Hay un número creciente de mujeres mayores, de actrices mayores que han sido olvidadas en los medios; pero hay muchos shows de televisión que están entrando a los temas reales, que las mujeres mayores están enfrentando. En ese sentido, Grace y Frankie toman estos temas, y me hace feliz ser parte de ello”, agregó la actriz de 77 años.

Ser adulto mayor no priva de la diversión ni del amor, mucho menos de la sexualidad.

“No es mi caso, pero la gente tiene esta idea acerca de lo que significa ser viejo, especialmente siendo mujer, sus vidas están por debajo del estándar, y no es verdad; creo que con la serie tenemos una oportunidad de mostrar las virtudes de ser una mujer mayor”, dijo.

Youth ofrece al espectador una mirada melancólica sobre la juventud y el amor, aunque todo ocurre en un lugar común, pues tres adultos mayores se reúnen en un spa para divertirse a costa de sí mismos; la historia de Sorrentino contó con un equipo similar al que colaboró en La gran belleza, que filmó hace tres años.

De la situación de desigualdad que viven las actrices de Hollywood, respecto a los hombres, Fonda comentó que hay mucho por vencer.

“Los hombres están tomando las decisiones y en posición de poder; si quieres competir, debes ser como hombre. Las mujeres tenemos que pelear por la igualdad  en la industria.

“Me parece que en la televisión las cosas son más democráticas, por eso me agrada ser parte de estas historias, porque en proyectos como el de Netflix las historias toman otra dimensión, se habla de temas actuales, de temas reales, que vivimos todos, como el caso de Grace, una mujer que enfrenta muchos temas con su pareja”, concluyó.

Claves

Su pensar

- Jane Fonda estuvo presente en México hace unas semanas para promocionar la serie Grace y Frankie, producción de Netflix, en ese momento comentó que la industria de la televisión por internet está caminando rumbo a terrenos más realistas, un poco distintos a los que aún predominan en la televisión tradicional.

- La actriz e imagen fitness considera que -por naturaleza- la mujer tiene ventaja sobre el hombre, “cuando las mujeres estamos juntas, hablamos de sentimientos, sacamos las emociones, nos liberamos, como un bebé cuando llora, esa es una de las razones por las que quizá vivimos más que los hombres”.

• • •

Sorrentino hace de la vejez una oda a la juventud

Nada impide ser joven aunque se tengan 80 años. Es el mensaje del cineasta italiano Paolo Sorrentino en su filme Youth, una oda a la vida y al paso del tiempo, presentado ayer en Cannes.

Fred Ballinger (Michael Caine), Mick Boyle (Harvey Keitel) y Brenda Morel(Jane Fonda), que juntos suman más de 200 años, son la quinta esencia de vidas plenamente vividas en el ocaso de la existencia que cada uno sigue viviendo a su manera.

Fred, un prestigioso director de orquesta y compositor retirado que no quiere volver a pisar los escenarios tras la ausencia de su mujer, a la que el Alzheimer ha confinado a un sanatorio; Mick, un cineasta en crisis de creatividad que trata de terminar el guión de su última película, y Brenda, que lo abandona por las teleseries, porque pagan mejor que el cine.

A ellos se suman Lena (Rachel Weisz), hija y ayudante de Fred, y Jimmy Tree (Paul Dano) otro huésped más del hotel balnerario de los Alpes suizos en el que Fred y Mick pasan sus vacaciones.

En este idílico y apacible paisaje alpino, el tiempo parece haberse congelado, como cuando Fred hace del silencio una orquesta imaginaria integrada por las vacas que le miran intrigadas.

AFP/Cannes

• • •