Sufren protagonistas de Fachon Models por estándares de belleza

Los protagonistas seguros de que "ser feo está de moda" esperan que la historia que Valentín Trujillo escribió con la idea de retratar la realidad del mexicano sea bien recibida.
Fachon Models.
Fachon Models. (especial)

México

La película mexicana que llegará a los cines el próximo viernes a cargo de Adriana Louvier, Eugenio Bartilotti y Héctor Jiménez intenta reflejar la realidad de las personas que acudirán a la sala a ver la función, pues en la creación se dejaron de lado los estereotipos de belleza que se ven en pantalla con regularidad.

Bartilotti da vida a Ulises, un joven que desde niño desea ser actor y comienza su carrera en infomerciales; en la vida real, el actor confiesa que en ocasiones le es difícil conseguir personajes debido a su apariencia física.

"Para mí ha sido difícil encajar en los estándares de belleza de nuestro país por un sin fin de cosas, siempre he tenido ese problema. Cuando no estás ya grande de edad estás muy chico, o estás más gordo de lo que te necesitan o no eres suficientemente gordo; tampoco tengo el tipo del clásico mexicano. Parece chiste pero es un problema serio, he sido muy afortunado de tener trabajo, pero generalmente los personajes que he hecho se tienen que caracterizar, porque, con mi tipo, me ha costado mucho trabajo embonar, no entro en los estándares de producción que necesitan", dijo.

Aunque Adriana Louvier no ha tenido inconveniente para conseguir protagónicos, la actriz se ha visto imposibilitada para participar en proyectos distintos.

"Creo que de pronto me gustaría tener otro tipo de personajes que me parecen muy interesantes que (no consigo) por no tener un tipo físico, indígena por ejemplo, a veces en las películas mexicanas hay personajes increíbles", explicó la actriz.

Sin embargo, seguros de que "ser feo está de moda" esperan que la historia que Valentín Trujillo escribió con la idea de retratar la realidad del mexicano sea bien recibida, pues "es un momento interesante por el que pasa el cine mexicano. La gente regresa a las salas a ver películas mexicanas", consideró Rodrigo Trujillo, productor.