Exploran el fraude de la fe

El director Christian Díaz Pardo aborda la vida de un hombre que desea convertirse en pastor de la iglesia Pare de sufrir en su opera prima; busca mayor distribución en México.

Durango

El fraude de la fe, la corrupción e impunidad que ejercen algunas iglesias alrededor del mundo se convirtió en premisa central de González, la ópera prima de Christian Díaz Pardo, quien sumó a Harold Torres y Carlos Bardem como productores y parte de su elenco protagónico.

“La religión ha sido siempre tema de control para la sociedad y por eso me interesó hacer una ficción. Poco a poco creció el proyecto y ganamos el apoyo del Imcine para rodar la película, luego se sumaron Harold Torres y Carlos Bardem”, comentó Díaz Pardo. 

La historia surgió desde la universidad, “una compañera fue a una de estas iglesias a decir que le interesaba hacer un documental y se lo negaron, cuando se fue de la iglesia la siguieron y la asustaron. Desde ese momento la historia me reveló que algo oscuro se esconde detrás de estas iglesias”, recordó.

González narra la vida de un hombre que busca convertirse en pastor de una iglesia (conocida anteriormente como Pare de sufrir): “la película se ha visto por un público pequeño, por tanto, no he tenido reacciones por parte de personas que acuden a estas iglesias, al final es una película de ficción”, dijo.

Como parte de la evolución del personaje, se aprecia a un hombre que ambiciona el poder y una buena posición económica: “González tenía que triunfar, a pesar de que no fuera lo correcto, pero lo hice como un reflejo de la impunidad, porque en este país y muchos otros las personas se ven envueltas en situaciones oscuras.

“Estamos cerrando trato con una distribuidora para que González se pueda estrenar en México a finales de año. Antes tuvo buen camino en festivales de cine, mucha gente se identificó con la problemática, porque independientemente de sus deseos, tiene problemas como muchas personas”, añadió.