Exaltará Juan Carlos Rulfo la visión positiva de México

El director filma el largometraje "Érase una vez", en el cual abordará una visión optimista acerca de varias regiones de la República.

México

Juan Carlo Rulfo tomó la cámara una vez más en 2014 para dar forma al largometraje Érase una vez, en el cual retratará una visión optimista de México, para deponer las constantes tramas que se filman de nuestro país, donde prevalece la imagen de violencia o constantes violaciones y dramas sufridas por sus habitantes, como las que plasmó en Los que se quedan o En el hoyo.

“Estoy haciendo un largometraje documental de las cosas que me importan en la vida, que tienen que ver con muchos lugares que dejé pendientes en el país, que por ir corriendo haciendo otras cosas, las dejé tiradas y voy por ellas, para juntarlas en una película de lo importante de las cosas que tenemos dentro, nuestros recuerdos, nuestras historias.

“Donde los mexicanos nos sintamos valiosos, es una película del porvenir, el futuro, después de estar con esta maraña de historias de violencia, el estado de no derecho que tenemos, tener ese derecho de admirarnos a nosotros mismos”, adelantó a ¡hey! Rulfo, quien es recordado como documentalista en trabajos como ¡De panzazo!

Esas sedes que se han convertido en asignatura pendiente para Juan Carlos son “Veracruz, Guanajuato, Oaxaca; particularmente ciertas comunidades indígenas, como la Costa Chica o Guerrero, la parte negra de México, donde hay una danza que me gusta mucho Los Diablitos.

“Hay un niño que está aprendiendo a bailar y tiene mucho que ver con un viejo que está a punto de morir y quedan dos él (el menor) es la semilla del futuro. Al mismo tiempo se quiere ir a Estados Unidos, hay un poco de inseguridad de ¿qué va a pasar?, pero finalmente los niños son las nuevas semillas”, indicó el realizador capitalino.

El también productor de Los que se quedan espera que con este filme el público sea invitado a “no quedarnos en lo triste (de México), de frente de él (el niño) hay un futuro, detrás de él lo que conocemos, pero no podemos quedarnos ahí, tratar de digerirlo y que comer vida y hablar de ella”.

Para Rulfo, realizador constantemente agobiado por el drama de las malas fórmulas de distribución y exhibición del cine con el sello Hecho en México, hoy existe una urgencia a resolver para la cinematografía nacional, el logro de una excepción de derechos: “Me llevo la lección de los franceses, que no incluyeron en el Tratado de Libre Comercio las instituciones culturales y la identidad nacional, se me hace una demostración de que nosotros estamos un poco mal.

“Nos ha costado mucho trabajo, por lo menos desde que yo tengo uso de razón en el medio, que es más o menos lo que lleva el TLC, ser libres, de alguna manera con nosotros mismos, con nuestras historias, cuentos, personajes y la manera de hacer cine, eso no se vale, está bien que a nivel comercial el petróleo y la comida tengan (el acuerdo) te doy y me das tanto, pero por qué no podemos sobresalir en nuestra cultura y manera de expresarnos”, finalizó.  

Claves

Su labor

- Juan Carlos Rulfo compartió que “estoy empujando series de televisión, en el área documental, quiero hacer alguna sobre los volcanes, la naturaleza de México, sus personajes, oficios y barrios.

- Para la realización de sus nuevos proyectos el cineasta buscará apoyos, sobre todo para la distribución, dijo, en el extranjero.

- El creativo aplaudió la pasada reunión de una delegación del gobierno galo con directores nacionales: “Estos mecanismos de acercamiento con Francia son un excelente espacio como para poder amarrar acuerdos”.