Everardo González abre pantalla a periodistas exiliados

El realizador desea que su documental encuentre respaldo en diversas instituciones antes de su llegada a las salas comerciales.

México

El retrato del periodismo y la libertad de expresión en pantalla se remontan a películas como Ciudadano Kane (Orson Wells), La dolce vita (Federico Fellini), Todos los hombres del presidente (Alan J. Pakula), Buenas noches y buena suerte (George Clooney), Salvador (Oliver Stone) y muchas otras, entre las que se suma la recién nominada al Oscar Spotlight.

Las propuestas en pantalla también incluyen el documental El paso, de Everardo González, el cual narra la historia de Ricardo Chávez Aldana y Alejandro Hernández. El filme muestra la historia de las familias de aquellos que una vez fueron los ojos y la voz de la sociedad, pero en ejercicio de su profesión fueron amenazados, por lo que salieron de México y ahora viven en el exilio.

El paso recién inició su camino por organizaciones de derechos humanos, a fin de generar conciencia sobre la labor periodística, que recientemente ha sido castigada por la violencia en este país; la intención del realizador es que el documental encuentre respaldo en instituciones antes de hacer su parada comercial en los cines de este país; se trata de marcar el rumbo.

"La organización Mexicanos en Exilio está coordinando una serie de proyecciones en Estados Unidos, básicamente se busca que la vean derechohumanistas, especialistas en asilo político y académicos que tienen que ver con derechos humanos; en México planearemos una gira similar. Mi interés es que la película sea útil para la defensa de la libertad de expresión y por la integridad de los periodistas", explicó en entrevista Everardo González.

"Espero que la película sea apreciada por Artículo 19 (organización independiente de derechos humanos que procura el derecho a la libertad de expresión); estoy buscando contacto con Reporteros Sin Fronteras de Francia, CPJ en Inglaterra (Committe to Protect Journalists) para que la cinta ayude a los foros de discusión, a la libertad de expresión e integridad del periodista", agregó el documentalista mexicano.

Respecto a los crímenes contra periodistas, González comentó que nunca fue su intención hacer un documental coyuntural.

"Es la primera vez que toco temas actuales; en mi opinión, el reportero y periodista está atado. Lo vimos con el reciente caso de Anabel Flores, a quien vinculan con el crimen organizado; prácticamente dicen que se lo merecía".

La historia de El paso hace una reflexión sobre la vida profesional de Ricardo Chávez Aldana, quien usó su espacio radiofónico para ventilar crímenes que aquejaban a Ciudad Juárez y que le fue cobrado con amenazas de muerte a él y a su familia.

El fotoperiodista Alejandro Hernández pasó por una situación similar en Torreón al ser sometido por el cártel de Sinaloa.

Otras historias
Juan Manuel Bernal
Desde la ficción, Juan Manuel Bernal entrará en la piel de un corresponsal de guerra: "Aprendo el oficio; es un tema muy fuerte, pero comenzaré por aprender a usar la cámara; este personaje me implicará mucho más que la parte técnica, tendré que entender la necesidad de un reportero en el momento que toma una foto, en el momento en que el otro pasa por un gran dolor".
Armando Hernández interpretará a un periodista en la cinta La ira o el infierno y pondrá en pantalla a un a asesino que es perseguido por un reportero de nota roja: "No es una historia basada en hechos reales, pero la parte documental retoma las notas rojas de los medios de comunicación y la parte de ficción es mi personaje.
"El reportero tiene sueños por las noches donde ve lo que hace el asesino y al día siguiente sale esa nota; el trasfondo de esta historia es que él se da cuenta de que no fueron realmente sueños, era él mismo quien provocaba esas historias, eso es un personaje muy completo, que me reta como actor", en el filme en que es dirigido por Juan Carlos Mora.