Filma 'Epitafio' sobre volcanes

Rubén Imaz retrató parte de la estrategia militar que empleó Hernán Cortés para ingresar a Tenochtitlán.
Epitafio
Epitafio (Especial)

Durante cinco semanas, la producción de Epitafio se adentró en los rocosos senderos de los volcanes Popocatepetl y Pico de Orizaba. La misión: recrear el momento previo a la caída de Tenochtitlán frente al ejército español.

"Es una película que co-dirigí con Yulene Olaizola y está situada en el periodo de conquista de México, en 1519. Trata sobre tres conquistadores del ejército de Hernán Cortes, que subieron el volcán Popocatepetl", dijo Rubén Imaz.

Debido a la actividad volcánica, la producción sólo pudo acceder a las faldas de Don Goyo, por lo que el resto del rodaje se llevó a cabo sobre el Pico de Orizaba, "estuvimos en el Popo sólo una semana, las otras cuatro en el Pico".

"Tuvimos un plan de trabajo que incluyó entrenamientos de altura para el staff y elenco; aunque la ciudad (DF) está elevada, sí fue necesario llevar un proceso de aclimatación. Tuvimos asensos previos al rodaje", explicó el director.

Epitafio plasma el momento previo al ingreso del ejército español a Tenochtitlán, "históricamente hay varias versiones, dicen que subieron para confirmar que existía el llamado Paso de Cortés, por donde Cortés entró a Tenochtitlán", dijo.

La historia se sitúa en 1519, "es una película de época y eso nos obligó a ofrecer credibilidad, por eso los diálogos tienen un tono antiguo y participaron habitantes de Huejotzingo, son Nahuatl-hablantes, le dieron un tono realista al proyecto.

"Ellos defienden su forma de hablar, por encima del español, son campesinos que se dedican a promover su lengua y cultura y eso funcionó para la película. Los tres españoles son actores profesionales", explicó Rubén sobre el elenco.