Greenaway muestra faceta "incómoda" de Einsestein en México

El contenido de Eisenstein en Guanajuato incomodó a algunas autoridades rusas, bajo el argumento de que el director mentía sobre la orientación sexual del icono del cine.

México

La fascinación de Peter Greenaway por el cineasta ruso Sergei Eisenstein derivó en un episodio que captura el paso del realizador por México, donde además de dirigir Que viva México sostuvo una relación con el mexicano Palomino Cañedo.

El contenido de Eisenstein en Guanajuato incomodó a algunas autoridades rusas, bajo el argumento de que Greenaway mentía sobre la orientación sexual del icono del cine, a lo que el británico respondió que su historia estaba documentada.

"La crítica es porque el señor Putin es homofóbico, esto es parte de un intento Putinesco de evitar que se hable del tema, lo que es más irritante para los rusos es que un extranjero haga una película sobre su cineasta más representativo", dijo Peter Greenaway.

De hecho, el realizador británico comentó que la cinta se proyectó el año pasado en un festival de cine ruso, lo cual consideró una falta de congruencia, pese a ello asistió para que la comunidad fuera testigo del trabajo que realizó en México.

"Tengo amigos en Moscú y San Petersburgo y es un hecho que no comparten las ideas del gobierno. Saben que la satanización de la comidas gay proviene de sus políticas", agregó el realizador, sobre el contexto que rodea a su película.

Greenaway no define a Eisenstein en Guanajuato como una cinta gay, "se trata de una historia sobre un personaje fascinante que se puede apreciar desde el Eros y el Tanatos, porque si de algo tenemos certeza es del sexo para nacer y la muerte".

La cinta se estrena este fin de semana en poco más de cincuenta pantallas; cuenta con las actuaciones de Elmer Bäck, Luis Alberti y Maya Zapata, entre otros histriones que trabajaron en locaciones de Guanajuato, donde tomó forma parte de la historia real de Eisenstein.