"El boxeo cambió mi vida", dice Edgar Ramírez

El histrión venezolano lleva el papel principal en la cinta biográfica de Roberto Durán, en la que aparece Robert de Niro.
En la cinta tanbién participan actores como Ellen Barkin y John Turturro.
En la cinta tanbién participan actores como Ellen Barkin y John Turturro. (Especial )

Panamá

El boxeo es un deporte "noble" que "cambió mi vida" tras interpretar a la leyenda panameña Roberto Durán, dijo el actor venezolano Edgar Ramírez durante el Festival Internacional de Cine de Panamá.

"En los dos últimos años he aprendido que el boxeo tiene todo que ver menos con la violencia, que la pelea se gana y se pierde en la cabeza y de hecho es un deporte que muy poco tiene que ver con la agresividad", dijo Ramírez a periodistas.

"Es una de las actividades más nobles que existen", añadió Ramírez, quien hace el papel de Durán en el filme 'Hands of Stone' (Manos de pierdra), que se estrenará el próximo 26 de agosto.

La cinta, dirigida por el venezolano Jonathan Jakubowicz y en la que también participa el actor estadunidense Robert De Niro, cuenta la vida de Durán, nacido hace 64 años en el humilde barrio de El Chorrillo, en la capital panameña.

"Me cambió la vida el boxeo", dijo Ramírez, quien agregó que le llamaba la atención este deporte pero que, pese a practicar artes marciales, "nunca había tirado un puñetazo", dijo.

"Si me enfrento con un tipo que sabe pelear y que es profesional obviamente seguro que me sienta, pero si es un tipo, no importa el tamaño que sea, yo ya sé pelear", dijo el actor venezolano.

Durán, conocido como "El cholo" o "Manos de Piedra" por su fuerte pegada, disputó 120 peleas en las que conquistó 104 victorias, 69 de ellas por nocáut.

El exboxeador panameño fue campeón mundial en distintas categorías y es considerado por algunos como el mejor boxeador latinoamericano de todos los tiempos.

Entre sus peleas, los aficionados recuerdan la victoria sobre el escocés Ken Buchanan (1972) y los estadounidenses Sugar Ray Leonard (1980), Davey Moore (1983) e Iran Barkley (1989).

Ramírez contó que tuvo que bajar de peso para su interpretación y que se vino a vivir a Panamá, donde llegó a entrenar como boxeador junto a Durán para hacer la película.

"Me fui a las zonas más populares de Panamá de donde salió Roberto, porque no nació entre privilegios. Él viene de orígenes muy humildes y fui a entrenar con esa gente para entender mejor los rasgos más característicos de su personalidad y el contexto en el que creció", manifestó.

"Hay una devoción muy grande por Roberto Duran en Panamá y un respeto muy grande. Estoy contento con la experiencia y creo que va a ser una muy buena película, importante para Panamá y América Latina", añadió.