Todo listo en Cannes para entregar la Palma de Oro

El festival más importante de cine del mundo entregará hoy su máxima presea con un jurado que incluye al mexicano Diego Luna.
Diego Luna acompañó a Mel Gibson durante la sesión de fotos en la alfombra roja en Cannes, el mexicano fungió como juez durante la edición 69 del festival.
Diego Luna acompañó a Mel Gibson durante la sesión de fotos en la alfombra roja en Cannes, el mexicano fungió como juez durante la edición 69 del festival. (EFE)

Cannes

Cannes retenía el aliento horas antes del anuncio del palmarés de la 69 edición del mayor festival de cine del mundo, en una gala que se celebrará por la noche en el Palacio de Festivales.

Una desopilante comedia alemana, un filme poético del estadounidense Jim Jarmusch y dos dramas rumanos encabezan los pronósticos de la crítica internacional para la Palma de Oro, que se anunciará en una ceremonia prevista a partir de las 17:15 hora local.

Tras 11 días de cine, fiestas y glamour, los nueve miembros del jurado presidido por el australiano George Miller ("Mad Max") se reunían en cónclave este domingo en un lugar mantenido en secreto, lejos del tumulto de la Croisette y con prohibición absoluta de utilizar sus teléfonos móviles.

La tradición dicta que tras las deliberaciones cada miembro del jurado deposite su voto en un cubo de champaña para elegir por mayoría absoluta -- al menos cinco votos -- a los ganadores de las siete distinciones que atribuye el festival: Palma de Oro, Gran Premio, Premio del Jurado, Mejor Dirección, Mejor Guión, Mejor Interpretación femenina y masculina.

De acuerdo a las estrictas reglas del certamen, sólo una película puede ganar la Palma, que este año fue confeccionada con oro procedente de Colombia. El trofeo permanece en una caja fuerte y se entrega en el último momento, bajo custodia, a la dirección del festival.

Otra regla es que cada película sólo puede recibir un premio del palmarés. Sin embargo, si el presidente del festival Pierre Lescure lo autoriza, puede haber una doble premiación, en el caso de que el galardón a la mejor dirección o el del jurado coincida con el de una mejor interpretación.

Pero puede haber excepciones, como en 2013 cuando la Palma de Oro se la llevó tanto el director como las dos protagonistas de "La Vida de Adèle".

Pugna muy reñida

Las quinielas seguían abiertas a menos de 12 horas del anuncio, al cierre de una edición marcada por filmes largos de tres horas, dramas sociales y bellos retratos de mujeres.

Un panel internacional conformado por la revista especializada Screen designa a "Toni Erdmann", de la alemana Maren Ade, una irreverente comedia que se ganó los corazones en Cannes, como favorita para llevarse el máximo galardón de esta cita mundial. La cinta se llevó el premio Fipresci de la prensa internacional.

De cumplirse este pronóstico, Ade se convertiría en la segunda mujer en la historia del Festival de Cannes en ser recompensada con la Palma de Oro, que únicamente ostenta la neozelandesa Jane Campion ("El piano", 1993).

"Paterson", de la leyenda del cine independiente estadounidense Jim Jarmusch, y "Bacalaureat" del rumano ya galardonado en 2007 Cristian Mungiu, también encabezaban las apuestas de esta edición, que presentó películas de un nivel particularmente alto, aunque no faltaron algunos abucheos.

Otros críticos apuestan por "Loving" del estadounidense Jeff Nichols, "Julieta" del español Pedro Almodóvar, "Sieranevada" del rumano Cristi Puiu y la brasileña "Aquarius", la única cinta latinoamericana en competencia por el premio dorado.

El año pasado, el jurado de Cannes sorprendió al otorgar la Palma de Oro a "Dheepan", filme sobre la difícil adaptación de los inmigrantes en los suburbios de París, del cineasta francés Jacques Audiard.

Para el Premio de interpretación masculina destaca el estadounidense Adam Driver, quien brilló con su interpretación en "Paterson", o el austríaco Peter Simonischek, que hizo reír a carcajadas en el papel de un padre incontrolable en "Toni Erdmann".

Otros candidatos son el estadounidense Shia LaBeouf ("American Honey") y Dave Johns en el drama social de Ken Loach "Yo, Daniel Blake".

Del lado de las mujeres, la crítica destaca a la alemana Sandra Hüller, que encarna a una mujer de negocios ambiciosa y fría en "Toni Erdmann" o a la francesa Isabelle Huppert, una mujer violada en "Elle" de Paul Verhoeven.

Por su retrato de una mujer libre que se niega a dejar de vivir a su manera, la brasileña Sonia Braga también se posiciona entre las candidatas favoritas a este premio.