Diego Luna llega a la Berlinale con ‘César Chávez’

La cinta, proyectada en la sección "Berlinale Special", narra la lucha llevada a cabo por Chávez, para mejorar las condiciones los trabajadores inmigrantes empleados en las viñas de California.

Berlín

La Berlinale rinde hoy homenaje a la figura del activista mexicano-estadunidense César Chávez, con la proyección fuera de concurso de la película del mismo nombre rodada por el realizador y actor mexicano Diego Luna.

La cinta, proyectada en la sección "Berlinale Special", narra la lucha llevada a cabo por Chávez, estadunidense de origen mexicano, e interpretado en el filme por el actor Michael Peña, para mejorar las condiciones los trabajadores inmigrantes empleados en las viñas de los terratenientes de California (oeste de EU).

Bajo el lema "Sí se puede" Chávez organizó el Sindicato de Trabajadores Agrícolas de América (UFW) y promovió un boicot contra los productores de uvas que les terminó obligando a renegociar con los trabajadores sus condiciones laborales.

En la rueda de prensa de presentación en Berlín, el director Diego Luna y los protagonistas de la cinta, Peña y América Ferrera, que interpreta en la cinta a la esposa de Chávez, estuvieron acompañados por Dolores Huerta, cofundadora del UFW junto al activista, fallecido en 1993.

Peña explicó como motivo para su película que después del nacimiento de su hijo en Los Ángeles, se dio cuenta de que en su familia contaba con un mexicano-estadunidense al que quería contar "de donde venía", lo que se unió que no existía ningún film sobre la figura de Chávez.

"Decidimos hacer una película sobre la experiencia de un mexicano-americano desde la perspectiva de un mexicano, lo que es difícil" explicó el director, nacido en México D.F en 1979, que también contó que en su país "casi nadie conoce" el movimiento que Chávez impulsó en los años setenta.

"Esta película importa y trata sobre personas que todavía luchan, y tienen familia. Espero que este film reabra el debate y lleve a la gente a pensar de donde viene la comida" continúo Peña.

"La historia de César muestra que fácil es cambiar las cosas si nos comprometemos con ello y si creemos que podemos hacerlo realidad" incidió Peña, que necesitó cuatro años de trabajo para concluir la película.

De igual forma se pronunció Huerta, quien expresó su esperanza de que el film sirva como inspiración para gente que se enfrenta con problemas, ya que "nadie lo va a hacer" por ellos.

"La gente tiene que entender que tienen el poder para cambiar las cosas" declaró la veterana activista por los derechos de los trabajadores inmigrantes, quien también opinó que para que eso ocurra hay que "organizarse".

Con su estreno, la película de Peña se une así a la lista de cintas que, provenientes de México, están siendo proyectadas estos días en la capital alemana.