Deploran duopolio en distribución de cine

Los cineastas mexicanos concluyeron que su responsabilidad como realizadores es hacer buen cine.
Los directores y la productora en su conferencia del TAG.
Los directores y la productora en su conferencia del TAG. (Luis Ortiz)

México

Ante la problemática de la distribución de los filmes independientes en las salas de cine de México Carlos Reygadas, Bertha Navarro y Alejandro Springall concluyeron que su responsabilidad es hacer buen cine, pues el resto está fuera de sus manos.

“El gran problema es, como con casi todas las cosas de este país, la concentración del poder, el duopolio. El problema es que la exhibición pertenece a dos grandes grupos”, dijo Reygadas refiriéndose a Cinemex y Cinépolis. “Como cineastas nuestra meta fundamental es hacer películas buenas”, agregó el director de cintas como Japón  y Batalla en el cielo.

Con una master class, los cineastas compartieron a los jóvenes de TAG CDMX su percepción de la industria cinematográfica en México, particularmente de los problemas a los que se enfrenta un creativo al intentar exhibir su material.

“Estamos en medio de una enorme revolución. Está la vieja manera de hacer y exhibir cine y las nuevas tecnologías”, dijo Springall, quien puso como ejemplo a sus hijas adolescentes, que “siendo hijas de un cineasta, prefieren ver películas en la tablet”.

Springall se enfrentó a los problemas de distribución cuando lanzó Morirse está en hebreo.

“Tratar con los distribuidores es muy difícil, porque tanto ellos como los exhibidores tienen una idea que no va con la de los creadores. Al estar más dentro (de la industria) vi el divorcio que sigue estando en un país como México, menos regulado”, declaró Alejandro.

Ante el asombro de ser el único país que permite que más del 50 por ciento de sus salas exhiban un solo título, conluyó: “Lo que tenemos que hacer es hacer las mejores películas que podamos. Eso es lo que nos toca como cineastas, nadie tiene la fórmula”.

Bertha Navarro, productora de cintas como La línea amarilla, argumentó al tema desde el ángulo de producción, pero coincidiendo con sus compañeros ponentes.

“Pienso que como realizadores la primera responsabilidad que tenemos es hacer películas lo mejor posible. Tenemos que hacer joyas para estar presentes. Es un momento de muchos cambios tecnológicos y otras posibilidades de exhibición, desde las salas de cine hasta los medios de internet.

 “Hay una desprotección generalizada en el área de la exhibición y hay una enorme necesidad de nuevas expresiones y nuevos autores”, dijo.

Cero internet

Reygadas es renuente a las nuevas tecnologías: “Yo no sé nada de internet, no me gusta más que para mandar mails y leer el periódico. No es mi mundo, nunca he visto una película en internet, ni he tenido Netflix”, confesó.