Dan visto bueno ex legionarios a "Obediencia perfecta"

Luis Urquiza presentó el libro que dio pie a su ópera prima; el director mostrará la película a diputados antes de su estreno comercial.

México

Tener el visto bueno de dos ex legionarios de Cristo llenó de orgullo a Luis Urquiza, quien esta semana mostró su trabajo en Obediencia perfecta a los sacerdotes Pablo Pérez Guajardo y Francisco González Parga —ex integrantes de la legión fundada por Marcial Maciel—  que se suman a la denuncia que plasmó el director en su ópera prima.

“A diferencia de otros casos de pederastas, el caso de Maciel es el de un fundador de una institución creada a su imagen y semejanza, pero con su muerte no acabó el problema, esto es un problema estructural que supera todo, él murió, pero no su estructura”, dijo en entrevista el cura Pablo Pérez Guajardo, ex legionario de Cristo.

“En esta película están todos los elementos del padre Maciel: el carismático fundador, pero la mismo tiempo el hombre que se inyectaba drogas y consumía alcohol, es el padre espiritual que siempre tiene en sus labios el evangelio de Cristo y al mismo tiempo tiene el permiso del Papa para sus actos perversos”, explicó el sacerdote.

Después de ver en dos ocasiones la cinta que protagonizan Juan Manuel Bernal y Juan Carlos Colombo, Pérez Guajardo considera que “no hay exageración, se muestra la manipulación de un muchachito al que le cambian el nombre de Julián a Sacramento, pero éste es solo uno de los más de cien abusos que están documentados.

Junto a Pablo Pérez Guajardo se encontraba el sacerdote Francisco González Parga, otro ex legionario de Cristo, ambos veían el filme de Luis Urquiza, pero tras una pausa, el segundo eclesiástico se dispuso a sumar su opinión sobre la historia, “el director capta la perversión con la cual el padre Maciel abusaba de los menores.

“Era un hombre que se aprovechaba de su autoridad, a través de revelaciones que decía recibir del cielo, prometía a los muchachos grandes cosas para el futuro. Entablaba pactos de secretos, al elegirlos como discípulos predilectos. La historia tiene sugerencias de otro tipo de abusos y de su estilo de vida y fraudes”, añadió González Parga.

Antes los diputados

Luis Urquiza compartió que le fue solicitada la película por parte de algunos diputados, quienes se interesaron en replantear los casos de abuso sexual por parte de sacerdotes; y es que los funcionarios desean tomar su ópera prima como estandarte para despertar conciencia sobre delitos religiosos que aún tienen cabida en la institución católica.

En dicha reunión estuvieron presentes los sacerdotes Pablo Pérez Guajardo y Francisco González Parga, así como el ex sacerdote Alberto Athié, Pepe Barba, abusado por Maciel, Verónica Beatriz Juárez Piña, diputada federal por Jalisco, y Sara Oviedo, vicepresidenta del Comité de Derechos del Niño de las Naciones Unidas.

“Hubo diputados que hablaron elocuentemente sobre la película y que se interesan por exponer los casos de abuso; tienen la intención de hacer conciencia sobre lo que sucedió y que se eviten esas situaciones, porque la Iglesia católica no ha hecho nada por evitar los abusos de las últimas décadas, se encubrieron los abusos sexuales”, dijo González Parga.   

Claves

El caso

- El pasado jueves por la tarde, Luis Urquiza asistió a la presentación del libro Obediencia perfecta, el cual tomó forma tras el análisis que el director realizó de algunos capítulos del libro Perversidad, escrito por Ernesto Alcocer, un texto que lo sorprendió y que lo motivó a escribir el guión de su ópera prima, de la mano de Alcocer.

- Alex García, quien se involucró en Obediencia perfecta como distribuidor y en la edición final, señaló que la producción está en la mejor disposición de mostrar el filme a cualquier miembro de la Legión de Cristo, para conocer su opinión, previo al estreno el 1 de mayo. “No se han acercado (la Legión), creo que lo mejor que puede pasar es que mantengamos una distancia razonable”.