Columba Domínguez, una vida en el cine

La actriz realizó el primer desnudo en el cine mexicano en la cinta La virtud desnuda en 1956, además de estar casada con Emilio "El indio" Fernández.

México

Columba Domínguez Adalid, esposa y musa del director Emilo "El indio" Fernández, nació en Guaymas Sonora el 4 de marzo de 1929.

Es recordada por su actuación en la cinta Pueblerina (1949), considerada una de las joyas del Cine Mexicano.

Comenzó su carrera en 1948 cuando "El indio" le dio el papel antagónico en lugar de María Félix en la cinta Maclovia. Su actuación es elogiada por la critica y es gracias a esta cinta que Fernández le otorgó el protagónico de la película: Pueblerina (1948), al lado de Roberto Cañedo.

Gracias a esta película Columba obtuvo fama mundial y se presentó en el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary. En ese mismo año participa en La Malquerida junto a Dolores del Río y Pedro Armendáriz en sustitución de Rita Macedo quien abandonó el proyecto.

Precedida por el éxito de Pueblerina, es contratada en Italia para participar en el filme L'edera (1950), en donde interpreta el personaje principal. El mismo año filma Un día de vida, que paso desapercibida en México, pero que se convirtió en un rotundo éxito en la ex Yugoslavia en 1952.

Encasillada en papeles autóctonos, Columba terminó su relación laboral con Fernández en 1952, lo que le permitió consolidarse como una primer figura y trabajar bajo las órdenes de otros realizadores, como Luis Buñuel (con quien trabajo en El río y la muerte (1955)), Fernando Méndez (director de la cinta de culto Ladrón de cadáveres (1957), considerada la mejor película mexicana del genero fantástico) e Ismael Rodríguez (quien la llevo a estelarizar dos obras maestras: Los hermanos del hierro (1961) y Animas Trujano (1962) en donde trabajo al lado del actor japonés Toshiro Mifune), entre otros.

En 1962 participo en El tejedor de milagros, cinta que representó a Latinoamérica en el IX Festival Internacional de Cine de Berlín. Columba también realizó el primer desnudo oficial del Cine Mexicano en la cinta La virtud desnuda (1956).

En televisión destacó como protagónsta de La tormenta (1967) y El carruaje (1972). Su última aparición de este rubro fue en Aprendiendo a amar de 1979,

En 1982 por problemas financieros tuvo que suspender la película Jacaranda, de la que fue guionista y productora; previamente había dirigido cinco cortometrajes.

En 1984 la Asociación Nacional de Actores (ANDA) le hizo entrega de la medalla Virginia Fábregas, por sus más de 25 años de labor artística.

Después de su retiro en 1987 la actriz, se dedicó a la danza, la materia humanística, pintura (llegando a exponer en Europa) y piano, además de practicar esgrima y equitación.

En 2008, después de más de 20 años de retiro en el cine, el director mexicano Roberto Fiesco, la retornó con el cortometraje Paloma. Ese mismo año, Domínguez fue homenajeada por el Festival Internacional de Cine de la Frontera, en Ciudad Juárez, en el que se proyectaron algunos de los títulos más representativos en los que participó.

En 2010, la actriz hizo participaciones especiales en los filmes: La cebra y Borrar la memoria, estrenada en el Festival Internacional de Cine de Morelia.

En 2012 participó en el rodaje de la película En el último trago, dirigida por Jack Zagha y que fue presentada en marzo de 2014 en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

En mayo de 2013, la actriz fue galardonada con el Premio Ariel de Oro por su trayectoria.

Columba tuvo una hija llamada Jacaranda en 1952, producto de su relación con Emilio. Ese mismo año la actriz abandonó al director de cine por sus infidelidades y permaneció en Europa con su hija.