Christoph Waltz echa de menos la comedia en la vida

Después de la filmación de 'Kill the Boss 2', donde actuó e improvisó con cómicos, reconoció que el mundo es cada vez menos gracioso.
Archivo Milenio
Christoph Waltz . (REUTERS)

Alemania

El actor austriaco Christoph Waltz cree que se toma la vida demasiado en serio y echa de menos la parte cómica del día a día.

"No nos tomamos el tiempo para reconocer lo que es gracioso", criticó el actor ganador de dos Oscar por 'Inglourious Basterds' (2009) y 'Django Unchained' (2012) en una entrevista publicada hoy en los diarios alemanes Stuttgarter Zeitung y Augsburger Allgemeine.

"Estamos demasiado ocupados en ser exitosos, productivos y serios", afirmó. "El mundo es cada vez menos gracioso", agregó el actor.

Aunque es consciente de las tensiones internacionales como el conflicto en el este de Ucrania o la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI), Waltz dejó claro que es también bueno pensar de vez en cuando en que "aún existe otro mundo que podría ser divertido".

En su nueva película 'Kill the Boss 2'( Quiero matar a mi jefe 2), el austríaco tuvo que actuar con cómicos y artistas de la improvisación, algo que no le agradó en un primer momento en absoluto.

"Yo soy realmente malo improvisando y eso me hace tener miedo". No obstante, después de decidirse a formar parte del equipo del filme, reconoció que fue "una experiencia fantástica".