China cancela festival de cine independiente

Autoridades chinas impidieron la realización del evento que ha llegado a criticar al gobierno de ese país.
China es uno de los mercados más importantes para el cine de Hollywood.
China es uno de los mercados más importantes para el cine de Hollywood. (Reuters)

Pekín, China

Las autoridades chinas impidieron hoy la realización de un festival de cine independiente, dijeron los organizadores de un evento que se ha vuelto una inusual influencia por mostrar películas que llegan a ser críticas con el gobierno.

Wang Hongwei, director artístico del Festival Independiente de Cine de Beijing, y el director ejecutivo Fan Rong, dijeron que las autoridades los obligaron a cancelar el evento, el cual se iba a realizar el 31 de agosto. Wang y Fan, junto con el Fondo de Cine Li Xianting, son los organizadores del festival.

Li Xianting, fundador del fondo de cine y crítico de cine, publicó la semana pasada en redes sociales que personal de seguridad del Estado lo estuvo presionando para cancelar el festival y que estuvo bajo vigilancia policial.

El festival, que comenzó en 2006, ha sido objeto de obstrucciones en los últimos años, pero esta es la primera vez que lo tratan de cancelar por completo, una señal de que Beijing está aumentando los controles ideológicos bajo la presidencia de Xi Jinping, dijo Chris Berry, profesor de estudios de cine en el Kings College de Londres, en Inglaterra.

"Es muy claro que el régimen Xi Jinping está decidido a controlar la esfera ideológica", dijo.

Berry señaló que no es novedad que China impida la realización de festivales de cine independiente, y que lo sucedido esta vez en Beijing no marca el fin del cine independiente del país porque los cineastas han encontrado más espacios en un entorno cada vez más diverso.

La policía en el suburbio de Songzhuang, donde se iba a realizar el festival, dijo el sábado que no tenían conocimiento de que el festival hubiera sido cancelado. Pero la seguridad era estricta alrededor del recinto del festival, con una veintena de hombres bloqueando la zona e impidiendo el paso a directores de cine y miembros del público.