Chadwick Boseman encarnará a James Brown

El actor no quería interpretar al músico en la cinta Get On Top porque le aterraba el reto; aprendió a bailar para el papel.
El actor Chadwick Boseman fue una de las revelaciones de 2014 al ser anunciado para interpretar a Black Panter en la cinta de Marvel que se estrenará en noviembre de 2017.
El actor Chadwick Boseman. (AP)

Nueva York

Un año después de interpretar a Jackie Robinson en "42", Chadwick Boseman regresa encarnando a otra superestrella de la vida real: James Brown.

El actor de 32 años, prácticamente un desconocido antes de esto, ha emergido con dos cintas biográficas consecutivas de titanes del siglo XX: un revolucionario que rompió la barrera del color en el béisbol y el Padrino del Soul. Ambos fueron fuerzas imparables que brillaron en la era de los derechos civiles.

Afrontar no a una sino a dos figuras históricas de esta magnitud fue más que una osadía. Y no fue idea de Boseman.

"Ni hablar", dijo el actor de su reacción inicial cuando le ofrecieron el papel de Brown, sonando aún genuinamente reacio a la idea. Interpretar a una personalidad tan complicada y emblemática como Brown no sólo era un reto aterrador, también podía encasillarlo en su carrera.

"Sentí que si seguía haciendo cintas biográficas, eso sería lo único que me ofrecerían", dijo Boseman. "Ya estaba recibiendo puros guiones de películas biográficas".

Pero el director Tate Taylor ("The Help") lo convenció. Tras poner a Boseman a leer una escena del filme en la que Brown tiene 63 años, de inmediato quedó fascinado por la capacidad del joven actor de traer a la vida al difunto cantante.

"Pensé: 'este es el tipo'. Por favor, que sea capaz de aprender a bailar", dijo Taylor. Pero tomó semanas de persuasión: "El punto de vista de Chad era, 'Nadie debería hacer esto. Ni siquiera es posible'''.

"Get on Up", producida por Brian Grazer, ha pasado por otras iteraciones. Por un momento Spike Lee iba a dirigirla. Luego, Mick Jagger, quien frecuentemente coincidió con Brown y se ha inspirado mucho en él, se sumó al proyecto como productor. (Jagger también está produciendo un próximo documental sobre Brown, dirigido por Alex Gibney).

La película, que se estrena el viernes, cubre la expansiva vida de Brown, desde su dura niñez en la pobreza en Georgia hasta sus años más caricaturescos y violentos. "Get on Up", escrita por los hermanos Jez y John-Henry Butterworth, pretende sintetizar las muchas dimensiones de Brown: director de banda tiránico, visionario musical, predicador funk, abusador doméstico.

La voz de Brown, quien murió en el 2006, se usa durante las interpretaciones musicales, pero el papel requirió que Boseman interpretara sus cambios a través del tiempo. Tenía que encontrar la voz, los movimientos, la postura, al personaje, y esperar que en algún lugar estuviera el hombre también.

"Fue realmente abrumador, para ser honesto", dijo Boseman, quien tuvo apenas dos meses para realizar su investigación, aprender a bailar y estudiar a su personaje.

"Me dieron el catálogo musical completo y me senté a escuchar las canciones", relató. "Empecé por la música porque era tan visceral".

Mientras la mayoría de las cintas biográficas recorren un camino familiar, la vida de Brown se resiste al típico arco narrativo. Una de las primeras escenas memorables lo muestra aceptando, a solicitud de su disquera, el uso de su nombre por encima del de su banda The Flames.

"Hay cierta ferocidad en él ", dijo Boseman. "Pero es como lo que Little Richard dice en la película: cuando llega el momento, tienes que aprovecharlo".