Piden el regreso de normalistas en el FICM

Güeros arrasa en la premiación; Carmín tropical obtuvo el reconocimiento máximo, Mejor Largometraje Mexicano.

Morelia

La frase "los queremos vivos y los queremos de regreso" se hizo sonar en repetidas ocasiones, durante la clausura del Festival Internacional de Cine de Morelia, donde Daniel Giménez Cacho y varios actores más exigieron justicia por el caso de los normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos el mes pasado.

"El 26 de septiembre, 43 estudiantes fueron desaparecidos, y con ellos cada uno de nosotros; por ello, esta comunidad exige justicia y el regreso de los 43 jóvenes que solo ejercían su derecho a la libertad de expresión, pedimos que la justicia los castigue", dijo Cuauhtémoc Cárdenas Batel, vicepresidente del FICM.

Al llamado se sumó Daniel Giménez Cacho, presidente del jurado de la decimosegunda edición: "Por decisión unánime, este jurado exige al presidente Enrique Peña Nieto el regreso con vida de los 43 normalistas desaparecidos", dijo el actor, antes de dar paso a los premios principales.

Durante esta edición, Carmín tropical, de Rigoberto Perezcano, se convirtió en el Mejor Largometraje Mexicano, pero fue el filme Güeros el que conquistó la mayoría de las categorías, el filme de Alosno Ruizpalacios obtuvo los premios al Primero o Segundo Largometraje Mexicano, Mejor Actor, Premio del Público y Guerrero de la Prensa.

Ilse Salas, Tenoch Huerta y Alonso Ruizpalacios, del filme Güeros, sumaron su voz a la denuncia, los actores y el director dedicaron cada uno de los premios a los estudiantes de México, "por pedir un país sin miedo, algo tenemos que hacer para cambiar las cosas", dijo Alonso, al subir al escenario del Teatro Melchor Ocampo.

El premio a la Mejor Actriz fue para Verónica Langer, por su participación en Hilda, "no sé qué decir, pero el cine es mi vida, todo mi agradecimiento para Andrés Clariond Rangel, por permitirme dar vida a este personaje, quisiera decir que ojalá el cine sirva para cambiar un poco el país", comentó la ganadora.

El Ojo del FICM al Mejor Largometraje Documental fue para Matria, de Fernando Llanos; en tanto Bering, equilibrio y resistencia, de Lourdes Grobet, obtuvo el reconocimiento al Mejor Largometraje Documental dirigido por una mujer. La ceremonia concluyó con el agradecimiento de Daniela. Michel, directora del FICM.