ENTREVISTA | POR MIGUEL CANE

Luego de un papel menor en Anna Karenina, la célebre modelo inglesa toma en definitiva la pantalla en la cinta 'Ciudades de papel', donde interpreta a una compleja adolescente con algo de femme fatale: "Me he esforzado mucho, soy más que la bonita en turno", advierte.

"Mi sueño es actuar y estoy haciéndolo realidad": Delevingne

México

Quizá si su nombre no le dice nada, el rostro de Cara Delevingne (Londres, 1992) seguramente le será familiar: con una mirada única y desafiante —enmarcada por sus cejas características— y poseedora de un porte formidable, hoy en día es probablemente la modelo joven más exitosa del mundo.

Esta jovencita de 1.80 de estatura ha sido el rostro de numerosas marcas de lujo, que van de la casa Burberry a la legendaria Chanel; ha sido en dos ocasiones elegida modelo del año en Gran Bretaña, y su vida personal también se ha vuelto tan relevante como la pública, pues, sin temor al que dirán, desde hace un año mantiene una relación sentimental formal con la cantante Annie Clark.

Celebridad desde su infancia (hija de dos prominentes miembros de la aristocracia británica), ahora comienza a brillar por cuenta propia como actriz: su debut ante las cámaras fue en un pequeño rol en la fastuosa versión realizada por Joe Wright de Anna Karenina en 2012, y desde entonces no ha parado de trabajar. Este año se estrenan varios filmes en los que tiene diversas participaciones —entre ellos Peter Pan; la adaptación de la novela de Martin Amis, London Fields, y recién terminó de rodar la cinta de súper héroes de DC Comics Suicide Squad, en la que comparte créditos con Will Smith y Jared Leto.

Cara es además la protagonista de Ciudades de papel, cinta basada en un best-seller de John Green (autor de Bajo la misma estrella), y que se estrena esta semana en México. Será por su juventud, pero Cara parece ser una persona incansable, aunque señala: "Estoy acostumbrada a trabajar desde los 17 años; soy responsable y sé qué es lo que se espera de mí. No es que no me canse nunca, es que tengo ahora la oportunidad de aprender y trabajar y no quiero perderme detalle de nada".

Tu papel de Margo Roth Spiegelmen es el de una adolescente hermosa pero también una especie de femme fatale, como el tipo de personaje que hacía Lauren Bacall...

¿De verdad, tú crees?... Lauren Bacall... no sé. No lo había pensado. A mí me encantó el personaje. Creo que John hace personajes maravillosos y es que sus libros son muy reales, porque son muy honestos, tratan sobre los altos y bajos de la vida de los jóvenes y te cuentan que no todo siempre sale bien. Margo es muy complicada y eso me gusta, o sea, no es solo la chica de al lado, tiene su historia y tiene muchos matices. Eso me encantó.

¿Habías leído las novelas de John Green?

No. Podría mentirte y decir que sí, pero sería deshonesto. Lo que sí es verdad es que ya había visto a Shaylene (Woodley) en Bajo la misma estrella, y me encantó. Claro, ya sabía de los libros de John, había escuchado de él muchas cosas buenas. Vi la película y lloré todo el rato. Pensé, "es un hombre muy sensible y describe mujeres formidables, qué cool". Luego, salió este proyecto, me dieron el guión y me enamoré. Acepté de inmediato. Y ahora no sé si quiero leer el libro, porque ahora tengo una conexión muy especial con Margo y prefiero dejarla como está.

Podría decirse que hay similitudes entre ustedes; en el carácter, el espíritu libre, decir lo que piensan...

Hubo mucha gente que pensaba que yo no era la actriz adecuada para el papel de Margo cuando hice el casting. O sea, lo entiendo, John Green tiene muchos lectores alrededor del mundo, son miles de fanáticos, y cuando la gente lee un libro se hace una idea acerca de los personajes y quiénes quieren que sean en la pantalla. Siempre va a haber gente que no esté de acuerdo con el casting de cualquier película, pero no sé: yo traté de hacer mi trabajo lo mejor posible y ya. Era mi primer protagónico y pensé, bueno, es más responsabilidad, no es como cuando eres parte de un elenco más grande y tu participación es más pequeña, menos... ¿cuál es la palabra?

¿Crucial?

¡Sí! Menos crucial para la película. Es como cuando Joe (Wright) me invitó a Anna Karenina, solo fue para un par de escenas y no tenía parlamentos, solo tenía que estar ahí, vestirme y actuar de cierta forma para incomodar y herir a Keira, es decir, Anna Karenina. Ese fue mi primer trabajo y yo hice lo que Joe me indicó al pie de la letra, pero no era un papel, como dices, crucial. Pero aquí sí lo es, porque es el eje de la trama, aunque luego desaparezca por un largo rato, pero es precisamente su desaparición lo que mueve la película. Como dices, creo que sí, Margo y yo somos ciertamente parecidas, aunque pienso que muchas adolescentes se van a identificar con ella, porque son de espíritu libre. Creo que me parezco más a ella en todo eso de hacer bromas pesadas, porque ella tiene mucho más confianza en sí misma de la que yo tenía a su edad. Pero sí, hay cosas que me gustan mucho de ella.

Declaraste que el tiempo que modelaste fue como plataforma para hacer lo que te gusta, que es actuar...

Sí, eso es cierto, actuar es lo que quiero hacer desde que tengo cuatro años de edad. Es mi sueño. Y estoy aprendiendo a hacerlo realidad.

¿Sientes que ha sido difícil que te tomen en serio como actriz porque vienes del mundo del modelaje?

No sé... pienso que todos tenemos que probarnos, demostrar nuestro valor de diferentes maneras. ¿Sabías que Anjelica Huston y Jessica Lange fueron modelos? ¡Sí, lo fueron, y luego ganaron Oscares y se hicieron estrellas de cine! ¡Ellas son parte de mi inspiración! El modelaje me ayudó a entrar en la actuación, eso es cierto, pero claro, muchas personas siempre que te ven en una pasarela o en un anuncio impreso, lo primero que piensan es "Oh, pero esta chica es solo una cara bonita", y por supuesto, lo que tienes que hacer para demostrar que eres más que eso es trabajar más y más duro. Supongo que me he esforzado mucho para poder conseguir los papeles que quería, no solo los de una bonita de turno.

¿Cómo eliges los proyectos cinematográficos que haces?

Generalmente elijo papeles de mujer fuerte, o algo con lo que pueda sentir una conexión. Creo que he tenido mucha suerte, y espero poder seguir haciendo papeles interesantes.

¿Dirías, como actriz, que hay suficientes papeles de ese tipo, mujeres fuertes e interesantes?

No, la verdad es que no hay los suficientes. Pero el panorama, creo, está mejorando. Hay tantas actrices buenas, y no hay suficientes papeles, pero creo que todos los que he hecho últimamente son así, y espero seguir este camino, que haya más mujeres directoras y guionistas que puedan hacerse un lugar y hacer más cosas en la industria fílmica.

¿Cómo visualizas tu carrera a futuro?

Quiero ser cada vez mejor actriz. Meryl Streep es una de mis favoritas. Judi Dench, Helen Mirren, Angelina Jolie, Jessica Lange, Nicole Kidman... todas ellas tienen carreras increíbles, más todo lo que hacen además de actuar... son humanitarias, se preocupan por los demás. Me inspiran mucho. Me gustaría tener algo así, en unos 10 o 20 años.