[Función Dominical] Héroes de universos distintos

'Capitán América: Guerra Civil' tiene la conciencia de que más que efectos especiales lo que nos mantiene al borde del asiento son esas coreografías llenas de explosiones y acción.
Escena de la película 'Capitán América: Guerra Civil'.
Escena de la película 'Capitán América: Guerra Civil'. (Marvel Studios)

Ciudad de México

Trilogía llaman los publicistas del cine a todo aquello que quieren vender con solemnidad. Trilogía llaman a estas películas del Capitán América que culminan con Guerra Civil. Poco importancia tiene la evidencia de que habrá más de tres.

La primera película de la serie, Captain America: The First Avenger, se estrenó en 2011. El director Joe Johnston (hombre crecido bajo la protección de Steven Spielberg) presentó al gran público los orígenes de un héroe flaco que, con ayuda de un genio loco y alemán, terminaba por volverse la mole de músculos que hoy es. Desde entonces pudimos apreciar que los creadores del Capitán inculcaban en los niños del mundo lecturas históricas muy propias.

En 2014 se estrenó Captain America: The Winter Soldier. El héroe había revivido con traje nuevo y sobre todo con una visión que llega a su apogeo en esta Guerra Civil. ¿Cuál es esta nueva perspectiva política? El Capitán América se enfrenta en esta emisión a un grupo de héroes que con Iron Man a la cabeza, están dispuestos a someterse a una corporación gubernamental de mala fama y nombre SHIELD. El Capitán América, claro, no quiere ningún tipo de control y es aquí donde vamos viendo a qué partido representa el señor Roger: al republicano. Porque él no quiere ningún tipo de injerencia del gobierno en su vida y está dispuesto a defender hasta sus últimas consecuencias el derecho de todo ciudadano a cuidar su casa, su honor y la virginidad de sus hijas con sus propias manos. El Iron Man por su parte, es una suerte de demócrata encopetado, de esos que creen que hay límites y que para defenderse de los malos lo que hay que hacer es llamar a la policía. La cosa termina como les gusta a niños y republicanos: a golpes.

La película no está mal, sea uno niño, republicano o demócrata. Tiene sentido del humor y sobre todo la conciencia de que más que efectos especiales lo que nos mantiene al borde del asiento son esas coreografías llenas de trancazos, porrazos, explosiones y acción.

En el argot de la ficción crossover es ese cuento (o programa) en que conviven personajes de distintos universos. Capitán América: Guerra Civil es eso: un crossover que tiene interés para los fanáticos de las historias de súper héroes por dos razones. Primero, mantiene viva en la imaginación de niños y padres a unos personajes a todas luces secundarios en espera de la película que ya están macerando, esa en que aparecen los verdaderos titanes de Marvel: Batman y Spider Man. No es casual que el gran héroe en esta película sea un hombre araña que aparece, sin embargo, allá en el telón de fondo como dispuesto a saltar en cualquier momento al primer plano de la pantalla. La segunda función de estas películas es ofrecer a los padres que fueron niños en los años en que aún se leían historietas, la posibilidad de comunicarse con sus hijos. ¿Cómo? Llevándolos a ver estas películas en que aprenden la historia como la cuenta el Capitán Rogers en una explosiva función dominical.

Capitán América: Guerra Civil (Captain America: Civil War). Dirección: Anthony Russo, Joe Russo. Guión: Christopher Markus, Stephen McFeely, Mark Millar. Fotografía: Trent Opaloch. Con Chris Evans, Robert Downey Jr, Scarlett Johansson, Daniel Bruhl. Estados Unidos, 2016.