Buscan preservar el éxito del cine nacional

El Instituto Mexicano de Cinematografía anuncia que en 2014 iniciará labores para crear un fondo para productores exitosos.

México

Los resultados que registró el cine mexicano durante el 2013 “no tienen precedentes”, dijo Jorge Sánchez, durante su informe anual de actividades como director del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), no solo porque creció la cifra de espectadores en las salas de cine, sino también por el número de producciones realizadas y estrenadas este año.

De ahí la importancia de fijar metas concretas, entre ellas mantener las cifras para el próximo año a través de los estímulos fiscales existentes, con la posibilidad de ampliar el panorama a un fondo especial para productores exitosos, así como mantener el número de cintas estrenadas y el lanzamiento de la plataforma digital para el cine mexicano.

“Tiene que haber una reflexión profunda por parte de los productores creativos sobre lo que quieren; en ese sentido, nosotros como institución definiremos una estrategia para los próximos años. Es difícil prever lo que viene en términos de números, pero deben ser alrededor de 100 películas las que se estrenen para el próximo año”, explicó Jorge Sánchez, director del Imcine. Este año, Nosotros los Nobles y No se aceptan devoluciones marcaron la brecha en términos de asistentes a las salas (más de 7 millones y más de 15 millones, respectivamente), pero cintas como No sé si cortarme las venas o dejármelas largas, entre otras, superaron el millón de espectadores. “Vemos con claridad que el tipo de películas que son atractivas para el espectador son las comedias románticas.

“Este fenómeno no es privativo de México, se repite en países como España, Brasil o Colombia; estas historias terminan siendo los ferrocarriles que arrastran el resto de los vagones. En el caso de México, unas cinco películas fueron las que rebasaron el millón de espectadores y fue claro que Eugenio Derbez estuvo a la cabeza, con más de 15 millones de espectadores”, añadió,

Para mantener la balanza equilibrada, Sánchez comentó que el cine autoral no quedará descuidado; de hecho, este año las cifras que rompieron récords fueron igual de representativos que los resultados del cine mexicano en festivales de cine internacionales, donde “seis o siete películas tuvieron reconocimientos, es ahí donde se comprueba la calidad del cine que se está haciendo en México.

“Estos resultados son ajenos a nosotros, porque son juicios de jurados sumamente calificados, lo que ocurre este año es que tuvimos 99 estrenos mexicanos, una cifra insólita, pero no todas las cintas se vieron al mismo nivel; por eso, una de las propuestas es la plataforma digital, hemos tenido cuestiones por resolver, pero esa plataforma será parte de la solución para que el cine sea más accesible”, dijo. 

Claves

Lo que viene

- A la par de los proyectos, Sánchez adelantó que será en 2014  cuando se inicien las labores para crear un fondo para productores exitosos, con el afán de impulsar su actividad: “Tendría que ser para 2015, pero el próximo año nos pondremos de acuerdo para ver de qué forma lo hacemos. Este estímulo podría provenir de recursos propios y como lo hacemos con Canal 22; tres telefilmes y 4 documentales al año.

- Admitió que es una labor “muy complicada” negociar con las televisoras abiertas para que se acerquen al cine nacional: “tendremos que cambiar la estrategia para ver si les interesa “producir o exhibir películas mexicanas”.

- “Hay una discusión sobre lo que están costando las cintas. Este año, en Fidecine hicimos dos convocatorias: la normal con la que se apoyarán 24 cintas, y una adicional para películas de menos de 20 millones de pesos.