Bradley, en la mira

Da vida a Chris Kyle, el francotirador más letal de la historia en la guerra entre Estados Unidos e Irak y sujeto de la nueva cinta de Clint Eastwood.

Nueva York, enviada

La cita fue en Nueva York, ya que Bradley Cooper tenía función de El hombre elefante pocas horas después de su primer encuentro con la prensa para hablar de El francotirador, cinta que protagoniza y que, sin la menor duda, cambió la vida del actor. Y por mucho motivos más intensos que la nominación al Oscar que le mereció su trabajo.

¡Hey! le hizo la pregunta que pronto se convertiría en una de las grandes controversias de esta cinta. “¿Estaban buscando ponerle un rostro amable a una guerra (la de Irak), que pocas personas fuera de Estados Unidos comparte?” Su respuesta fue más que contundente.

“Yo no veo la guerra de Irak como algo acerca de lo que te tengas que educar. No es una película sobre la guerra en Irak. Es una cinta de lo que alguien como Chris Kyle tiene que pasar, un soldado, y el dilema y el horror de ello. La batalla interna y la familia. Y de eso se trata esta película. Es de lo único que hablamos al hacerla. No es una cinta política en absoluto. Es acerca de entender el carácter de un hombre,  tuvimos el privilegio de contar la historia de este hombre. Pero la esperanza es que pueda abrirle los ojos a la gente respecto a lo que vive un soldado, y no lo específico de una guerra”.

Respecto a la importancia de interpretar a un hombre que vivió y que es un héroe para millones de norteamericanos el también protagonista de Los juegos del destino dijo: “Trato de no ver en el espejo. Simplemente sentía una enorme responsabilidad de interpretar a esta persona, a quien admiro profundamente. Y lo vi como una gran oportunidad y privilegio, y lo vi como una gran oportunidad para hacerle justicia”.

El momento más divertido de la conferencia de prensa fue cuando una colega le preguntó a Bradley : “¿Por qué había querido trabajar con Clint Eastwood?”.

Después de las carcajadas que este cuestionamiento provocó, él respondió: “Es la pregunta más rara que me han hecho. ¿Por qué motivo en este mundo no querría? Él ha hecho la mejor película norteamericana de todos los tiempos (Los imperdonables). Es probablemente el mejor director de todos los tiempos, de este siglo, sin duda. Sabe hacer las cosas como ningún otro director podría, así que es el director perfecto para esta película. Está clasificada como una western y Chris Kyle decía que si tuviera  la opción de que alguien dirigiera su historia sería Clint Eastwood. Y se salió con la suya”.

La historia de Kyle ya había sido un gran bestseller en su país cuando Eastwood decidió que sería su próximo proyecto. Jamás imaginó que su héroe, no viviría para el estreno, siendo asesinado en febrero de 2013 por otro veterano de guerra, que estos días se defiende en los tribunales por el crimen. Pero eso simplemente le provocó a todo el equipo, a Cooper en particular, el deseo de poder capturar la verdadera historia del Navy Seal.

“Caímos en la situación de poder contar la historia de este hombre tan carismático. Una historia que la vuelve auténtica de manera cinematográfica. Es una historia con elementos que te hacen quererla ver. Pero con lo que uno se queda, para los que la están viendo y están pasando por algo similar es que tal vez no se sientan tan solos. Para las personas que no sepan por lo que pasan los veteranos de guerra. Lo que Taya (la viuda) está pasando. Si esto sirve para lograr propagar la historia que Chris quería contar, entonces hicimos nuestro trabajo bien.