Legalizar las drogas reduciría la violencia: Benicio del Toro

El actor expresó su opinión sobre la legalización de las drogas durante la conferencia de su filme 'Escobar: paraíso perdido' en el Festival Internacional de Cine de Toronto.
Del Toro expresó, con respecto al filme, que es difícil decir hasta dónde es historia ficticia.
Del Toro expresó, con respecto al filme, que es difícil decir hasta dónde es historia ficticia. (EFE)

Toronto

Sin pensarlo más el actor puertorriqueño Benicio del Toro respondió con un "yes" a la pregunta de si legalizar el tráfico de drogas ayudaría a reducir la violencia generada por los cárteles.

"Sí, creo que reduciría la violencia, es todo un proceso complicado, pero definitivamente ayudaría a reducir la violencia", expresó en la conferencia de prensa de la película "Escobar: paraíso perdido", que se estrena en Canadá este jueves.

La cinta es el debut como director del actor italiano Andrea Di Stefano (Life of Pi), quien dijo que quería contar la "trágica historia" del narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria.

"Benicio fue mi inmediata opción para este papel", expresó en la conferencia que forma parte de la 39 edición del Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), que se realiza aquí desde hace una semana y por el que han desfilado cientos de estrellas del Séptimo Arte.

La historia de Pablo Escobar está contada desde los ojos de "Nick", un canadiense que llega a Medellín y se enamora de "María", la sobrina del entonces senador.

Este personaje ficticio es protagonizado por Josh Hutcherson (The hunger games) quien conoce el paraíso de la familia Escobar y poco a poco descubre la frialdad del "tío", quien busca eliminarlo tras su intención de desertar.

El director no se equivocó al decir que es una historia de "temores y obsesiones", pues la tensa narrativa de la trama mantiene el interés del espectador de principio a fin.

Di Stefano señaló que los testimonios de la familia de Escobar fueron "una gran inspiración" durante la producción de esta película, que ya ha sido exhibida en Telluride, Colorado.

Manifestó que no le interesaba hacer un documental del personaje colombiano sino una historia ficticia basada en hechos reales, de un ser humano que era querido por muchos colombianos.

Al respecto, Del Toro expresó que es difícil decir hasta dónde es historia ficticia y hasta dónde es la realidad y consideró que "el ángulo de esta historia muestra a Pablo como un político".

En un diálogo de la película una hermana de Escobar explica a "Nick" que "Pablo sólo exporta un producto nacional" para justificar el tipo de negocio al que se dedica.

El director explicó que le interesaba mostrar tanto el "lado oscuro" del narcotraficante, como su "lado brillante" como padre de familia y benefactor de la comunidad.

"Si pudiera hacer una película de cuatro horas, hubiera podido explorar más etapas de Escobar", precisó Di Stefano, a quien le tomó dos años la investigación sobre Escobar antes de escribir el guión.

"Escobar: paraíso perdido", fue descrita por Cameron Bailey, director artístico del TIFF como un "escalofriante drama que el público no olvidará".

La película, una coproducción Francia-España-Bélgica, se estrena este jueves en función de gala en el lujoso Roy Thomson Hall, a la que asiste el director y los actores.

Después tendrá dos proyecciones más dentro de este festival, que concluye el próximo domingo, luego de proyectar cerca de 400 películas de 79 países.