Destaca Antonio Banderas el valor de la vida de 33 mineros

El actor español interpretará a uno de los mineros chilenos, Mario Sepúlveda, en la cinta "Los 33"
Antonio Banderas.
Antonio Banderas. (Reuters)

Chile

Antonio Banderas destacó el viernes el valor de la vida que enseñaron al mundo los 33 mineros chilenos que permanecieron sepultados a 700 metros de profundidad durante 69 días, y cuyo rescate causó expectación mundial.

El actor aludió al tema durante un acto en el palacio de gobierno de La Moneda, donde parte del electo que protagonizará la película "Los 33", y una veintena de mineros, fueron recibidos por el presidente Sebastián Piñera.

"Vivimos en un mundo muy complejo, increíblemente violento, que se refleja en ese espejo que llamamos televisión todos los días...", dijo Banderas, y añadió que la historia de los mineros "refleja el valor de la vida en un mundo complejo".

El astro español interpretará a Mario Sepúlveda, el más extrovertido de los mineros, que durante el encierro fue un verdadero maestro de ceremonias que presentaba a sus compañeros al mundo exterior. Fue el primero en ser rescatado.

Mirando a los mineros presentes Banderas les dijo: "Habéis hecho un servicio a vuestro país increíble, porque dejó una imagen de Chile por todo el mundo extraordinaria de colaboración y de unión... y eso probablemente no se pueda cuantificar en la deuda que vuestro país tiene con vosotros".

Entre los actores que rodarán "Los 33", figuran además el español Mario Casas, la francesa Juliette Binoche, los estadounidenses Bob Gunton y Lou Diamond Phillips; el irlandés Gabriel Byrne, el brasileño Rodrigo Santoro, los colombianos Gustavo Angaritan y Juan Pablo Raba y el mexicano Tenoch Huerta.

La cinta será dirigida por la realizadora mexicana Patricia Riggen y producida por Mike Medavoy, cuyos créditos incluyen "El cisne negro".

El rodaje está previsto del 4 de febrero al el 10 de marzo en la mina KM6, cerca de la mina San José, 50 kilómetros al este de Copiapó, y a 850 kilómetros al norte de Santiago, en pleno desierto de Atacama, el más árido del mundo.

La primera parte de "Los 33", que mostrará lo que vivieron los mineros en los largos días que pasaron en el fondo de la mina, se filmó en diciembre en Nemocón, en una mina de sal de Colombia.

A su turno, Piñera dijo que "es verdad lo que dijo Antonio Banderas: Chile es un mejor país después del milagro (de los 33) porque yo nunca había visto tanta unidad, tanta fe, tanta esperanza, tanto compromiso".

"Todo el mundo se ofrecía a colaborar, no hubo una sola división, una sola palabra amarga, era todo lo contrario, el país entero se unió", añadió el mandatario. "El mundo necesita esperanza, buenas noticias, historias que terminen bien y la mayoría de las historias terminan mal y, por tanto, la gente quería esta inyección de fe, de esperanza".

Binoche, ganadora de un Oscar por su trabajo en "El paciente inglés", personificará a María Segovia, hermana del minero Darío Segovia conocida por su fuerte carácter y expresividad, que fungió como vocera de los familiares y fue vista como la "alcaldesa" del campamento Esperanza.

Cuando concluyó la ceremonia, Piñera, ministros, actores y mineros se subieron a una plataforma para tomarse una foto grupal. Sorpresivamente Binoche gritó: "Chi, chi, chi, le, le, le, mineros de Chile", una frase que fue coreada por todos y coronada por un largo aplauso.

Centenares de personas se congregaron en las afueras del palacio de gobierno de La Moneda a esperar la llegada de los actores, a los que recibieron con prolongados gritos y aplausos. Bajo un quemante sol, esperaron más de dos horas hasta que se retiraron para vitorearlos nuevamente.

Poco antes de que se marcharan los actores, Piñera y Banderas se asomaron por un balcón del segundo piso de La Moneda, ante la felicidad del público congregado en la calle.

Sepúlveda y Banderas salieron juntos del palacio de gobierno conversando muy animadamente. El minero dijo que se siente "muy bien (con Banderas), ya hemos estado juntos, pura buena onda".

La fama, los viajes por el mundo y la poca fortuna que ganaron los mineros tras su odisea se acabó muy pronto, y muchos volvieron a la pobreza, algunos al alcohol, otros a la cesantía y menos de seis retornaron a una mina.