"Los Ángeles", largometraje con diálogos en zapoteco

Debutan en la pantalla grande habitantes de la comunidad de Santa Ana del Valle, Oaxaca; la Ópera Prima se logró concretar con el financiamiento de la empresa alemana Weydemann Bros.
Mexicanos, alemanes y estadunidenses hicieron equipo para realizar la historia.
Mexicanos, alemanes y estadunidenses hicieron equipo para realizar la historia. (Patricia Ramírez)

Guadalajara

Al terminar la proyección de la cinta Los Ángeles en la sala María Victoria de la Expo Guadalajara, el director estadunidense Damian John Harper brincó de emoción al escuchar los aplausos del público para el largometraje de ficción que está en competencia por el Premio Iberoamericano y el premio Mezcal en la 29 edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara.

La película que se realizó en co producción México y Alemania está hablada en zapoteco y reclutó como actores y extras a los habitantes del pueblo rural de Santa Ana del Valle, Oaxaca.

El realizador Damian John originario de Boulder, Colorado explicó que cuando terminó su carrera de antropología decidió trabajar como etnólogo en el sur de México donde conoció la cultura zapoteca.

“Era la celebración del Día del Niño, me invitaron y desde aquel momento nos entendimos y me quedé diez meses viviendo en la comunidad, me dieron el regalo de poder conocer su cultura, su lengua y batalla. Eso fue hace casi 14 años y de vez en cuando he podido regresar para visitar a mis amigos”, afirmó Damian.

Explicó que escribió el guión sobre las historias que le contaron y lo que observó sobre lo que implica para las familias mexicanas la inmigración a Estados Unidos y cuando regresan realizan comportamientos ajenos  al formar bandas callejeras como sucede en Los Ángeles, California.

El director dijo que realizó una audición en la comunidad y conformó su elenco respetando sus nombres originales y seleccionó a Mateo Bautista Matías, Marcos Rodríguez Ruiz, Lidia García, Daniel Bautista, Donanciano Bautista Matías y Valentina Ojeda. 

El malo de la historia es Daniel, quien afirmó que aceptó participar en la película por pasatiempo “poco a poco con las grabaciones me fui metiendo en el personaje”.

Para realizar su papel, Mateo confesó que tuvo que superar la vergüenza “la verdad es algo que me dio pena hacer, no pensaba hacer esto desde al principio lo tomé como un juego y cuando empezó la filmación me daba pena todo, hasta ahorita. Y el Danny me dio muchos golpes, hice todo lo posible por sacar adelante la película de Damian, quien me dio la oportunidad de estar aquí”. 

La versión de Marcos es diferente ya que él mismo ofreció sus servicios como actor al director “dese niño tenía esa sensación e idea de estar en una pantalla, recuerdo que cuando tenía 13 años leí una revista de vaqueros y solicitaban caras nuevas en Hollywood. Llené el cuestionario, lo mandé al Post Office Box, me regresaron el contrato y dijeron que fuera allá que estaban buscando esa cara nueva, me dijeron que ellos iban a sacar los permisos, pasaporte y con gastos pagados”.

Contó que es huérfano desde los cuatro años y cuando le avisó a su abuelita poco faltó para que a ella le pegara un infarto por lo que declinó su sueño “ahora que pasó todo esto me acordé de todo eso y creo que es el tiempo, la vida nos está dando una oportunidad”, dijo Marco, quien también reveló que durante 14 años trabajó de mojado en el país vecino.

Por su parte, Lidia García relató que el papel que desempeñó es de la vida real “es lo que yo he estado viviendo con mi hijo se fue a Estados Unidos y se olvidó de la familia”.

Claves

Por cierto

- La película tiene una duración de 97 minutos con subtítulos en inglés, español y alemán

- El largometraje de ficción, parece un documental por lo natural de la actuación y diálogos