Ana Layevska realizó el papel de Miroslava

La actriz aseguró que está orgullosa de formar parte del elenco de la cinta "Cantinflas"
Observó películas y leyó sobre la vida de la actriz.
Observó películas y leyó sobre la vida de la actriz. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Interpretar el papel de Miroslava, una Diva de los años 50 que nació en Checoslovaquia actual república Checa y se hizo estrella en la Época de Oro del Cine Mexicano significó un gran reto y orgullo para Ana Layevska, quien forma parte del elenco de la cinta Cantinflas, la cual entrará a la cartelera el próximo jueves 18 de septiembre con 850 copias. 

La actriz de origen ruso afirmó que la película que dirigió Sebastián del Amo y que protagonizó  Óscar Jaenada tuvo un costo de tres millones de dólares y participaron más de 90 actores.

Ayer Ana estuvo en la proyección especial de la cinta en el Blockbuster Cinema ubicado en La Gourmetería y previo a su encuentro con el público explicó que el trabajo visual es una biografía sobre el mimo mexicano Mario Moreno y su popular personaje de Cantinflas.

“Es una gran producción, es una película que tiene una excelente factura, un buen guión, realización, fotografía y vestuario que es impresionante.

“Entonces no solamente estamos presentando una gran película, vamos a contar quién era Cantinflas y Mario Moreno”.

Destacó que tiene toques de comedia y se hace referencia a varias escenas de los largometrajes que filmó el carismático actor.

“Los inicios de Mario Moreno son divertidos porque quería ser boxeador y torero”.

Layevska dijo que se siente identificada con su personaje debido a que ambas llegaron del extranjero.

Para entender su papel consultó en Internet y observó películas como Ensayo de un crimen en la que Miroslava actuó.

“Antes las estrellas estaban alejadas del público y de sus fans. Ella tuvo una vida trágica a pesar de tanto éxito”.

Ana confesó que admira el talento histriónico de Óscar Jaenada y  divertida dijo que sugirió al director que realizara una historia sobre Miroslava y Cantinflas “me dijo que lo iba a considerar”, sonrió.