Adaptarán el videojuego Tetris al cine

La cinta, con un presupuesto de 80 millones de dólares, tendrá los efectos especiales de Dane Smith, quien ya ha trabajado en franquicias como Spiderman, Harry Potter o Transformers.
El tretis fue un videojuego de los años 90.
El tretis fue un videojuego de los años 90. (especial. )

Pekín

El mítico videojuego soviético Tetris, en el que había que encajar piezas que caían eternamente, será llevado a la gran pantalla en una coproducción chino-estadunidense que se rodará en el país asiático, informaron las compañías responsables del proyecto en un comunicado.

La película, con un presupuesto de 80 millones de dólares, será el primer proyecto de Threshold Global Studios, una sociedad conjunta entre la china Seven Stars Works, dirigida por el empresario Bruno Wu, y la norteamericana Threshold Entertainment Group, del veterano productor Larry Kasanoff.

"Llevaremos a la gran pantalla una de las franquicias de juegos más queridas y transgeneracionales, en forma de un thriller épico de ciencia ficción", destacó en el comunicado Kasanoff.

El productor ya tiene experiencia en llevar videojuegos al cine, pues no en vano produjo dos filmes de la saga Mortal Kombat, la primera que saltó de los píxeles de una consola a las salas de cine.

Las dos firmas informaron que llevan más de un año negociando con la marca Tetris para el proyecto, que el argumento de la película ya está definido, y que en ella participarán actores chinos, aunque no detallaron cuáles.

También revelaron que el encargado de los efectos especiales será Dane Smith, quien ya ha trabajado en franquicias de gran éxito comercial como Spiderman, Harry Potter o Transformers.

Todavía mantienen en secreto, en todo caso, cómo pasarán a una historia con seres humanos un videojuego en el que apenas aparecía alguno, con la excepción del bailarín ruso que celebraba cada final de pantalla en las versiones arcade.

Este juego, uno de los más simples y a la vez adictivos de la historia de las consolas, apareció por primera vez en 1984 en la Unión Soviética, siendo originalmente un diseño de Alexey Pajitnov para plataformas de su país que poco después cruzó y triunfó al otro lado del "telón de acero".