Vibran al ritmo de rock en Tlaquepaque

El festival internacional Ubiquo reunió en la Unidad Deportiva Valentín Gómez Farías a cerca de mil asistentes que disfrutaron los acordes de 11 bandas de rock latino.
La agrupación argentina Él Mató a un Policía Motorizado durante su presentación en el festival.
La agrupación argentina Él Mató a un Policía Motorizado durante su presentación en el festival. (Patricia Ramírez)

Guadalajara

En punto de las 12:40 los acordes de la banda guatemalteca Easy Easy dieron por iniciada la primera edición del festival internacional Ubiquo dedicado al rock y pop latino, que se llevó a cabo en la Unidad Deportiva Valentín Gómez Farías en el municipio de San Pedro, Tlaquepaque.

Cerca de mil personas vibraron con la selecta fusión musical de rock que las 11 bandas invitadas al festival ofrecieron.

Las bandas encargadas de precalentar los motores de los pocos asistentes fueron la uruguaya Max Capote, la chilena Cómo Asesinar a Felipes quienes dieron un giro y ofrecieron una mezcla de hip hop con jazz.

Pese al intenso calor la jornada continuó con la agrupación brasileña Autoramas, la mexicana Troker y la argentina Él Mató a un Policía Motorizado quienes recientemente se presentaron en el Vive Latino.

A medida que bajaba el sol los ánimos y los asistentes iban en aumento, tocó el turno de salir a la Thermo y la irreverencia se hizo presente con Descartes a Kant.

Para cuando la banda mexicana Disidente llegó al escenario, el mayor número de asistentes se reunieron para escuchar la potencia de su rock alternativo.

El público, en su mayoría jóvenes y familias enteras disfrutaron de las áreas verdes, y de la variada oferta gastronómica.

Para garantizar la seguridad de los presentes se contó con elementos de seguridad privada, así como policía municipal y Protección Civil.

Los músicos chilenos de Lucybell acapararon las miradas de los presentes quienes corearon todos sus temas.

Finalmente tocó el turno del plato fuerte de la noche, Babasónicos quienes hicieron desesperar a sus fans, pues salieron una hora más tarde de lo que estaban programados, pero aún así se llevaron las ovaciones pues conquistaron con sus temas clásicos así como los de su más reciente producción discográfica romantisismico al entusiasmado auditorio.

Luces de colores y tres pantallas gigantes que proyectaban todo lo que ocurría arriba y abajo del escenario fueron los cómplices perfectos para entregar un divertido espectáculo.