ENTREVISTA | POR MIRIAM CANALES/ MILENIO DOMINICAL

Harry Browne Periodista

El periodista italiano Harry Browne en su libro "Bono, en el nombre del poder" (Editorial Sexto Piso, 2013), pone en entredicho el activismo social del vocalista de U2.

“U2 es un negocio, no un pedazo de moral”

Ciudad de México

La figura de Bono parece intocable, no lo es para el periodista italiano Harry Browne en cuyo libro Bono, en el nombre del poder (Editorial Sexto Piso, 2013), pone en entredicho el activismo social del vocalista de U2.

Criado en Estados Unidos y colaborador para The Irish Times, Evening Herald y Sunday Business Post, Browne se afincó en Dublín donde le ha seguido la pista al cantante pese a que nunca haya acudido a alguno de sus conciertos… y quizá menos ahora que podría considerársele “persona non grata”.

 

¿Por qué abordar precisamente a Bono en este libro y no a otro artista?

La idea vino de alguien más, quien me aconsejó que hiciera un libro de él. Yo vivo en Dublín desde los años noventa y la razón es porque estoy ahí y porque creo que él representa algo importante en nuestro tiempo.

 

¿Cuánto tomó esta investigación?

Más de 10 años, lo mantenía en la mira, es un tema que me interesaba desde hace años, pero tuve que escribir el libro rápido. Había escrito artículos, no lo pensaba como libro. Lo difícil fue que no daban información sobre sus pagos de impuestos.

 

Creo que esa es la parte más comprometedora…

Los de los impuestos se ha abordado en Bloomberg o el Wall Street Journal; es difícil hablar de eso. U2 es un negocio, no un pedazo de moral. Creo que el tema sí ha dañado su reputación.

 

No eres el primer periodista que lo pone en tela de juicio. Es difícil escribir algo diferente contra él, hay muchos fans y políticos que lo defienden.

Él tiene una burbuja. Antes de publicar mi libro salió un artículo en The Observer, diciendo que esta es una conspiración. Gente como Bill Clinton lo defiende y los diarios dicen solo lo que está bien, pero esta no es una conspiración, es real. Tampoco es la última palabra del tema y algunos me dicen que es muy fácil criticar a Bono y no lo es.

 

Supe que el cantante irlandés Gavin Friday está muy enojado contigo…

Sí, me dijo que me fuera al carajo. Es un amigo muy cercano a U2; yo no tengo problema que diga eso contra mí. El comentario es publicidad en sí misma.

 

¿Bono te ha dicho algo?, ¿se lo has enviado?

No es mi trabajo enviar libros, no sé si el haya pedido a sus amigos que hablen contra él, Todo lo que dice es verdad. Lo escribí con mucho cuidado, con asesoría legal.

 

Dices que tu intención no era personal.

No, y parece que hay poca gente autocrítica y Bono no es una de ellas. Si vives en Dublín oyes muchas cosas sobre él. Uno de mis estudiantes que trabaja en un bar me contaba mucho sobre sus visitas ahí, por ejemplo.

 

Me llama la atención que su activismo está enfocado en África, Europa o Estados Unidos pero no en América Latina.

Es curioso porque el mercado latino es uno de los que más apoyan a U2. Cuando Bono habla del éxito de su campaña en África no quiere decir que no haya pobreza en China o en Latinoamérica, pero debes tomar en cuenta los lados de cada gobierno si son de izquierda, como lo era Hugo Chávez o lo es Evo Morales.

 

La última vez que tocaron en México sabían bien que aquí tenemos muchos problemas con el narcotráfico y el lo único que dijo durante sus conciertos fue “Ustedes no están solos” y ya.

Sabemos cuál es su círculo político y personal. Queremos saber qué es lo que Bono dice, porque mucha gente cree que todo lo que hace está bien.

 

En México visitó uno de los restaurantes más caros y prestigiados.

Eso es lo que a él le gusta. En Irlanda es catastrófico el desempleo, el cambio de la economía. Quizá él no se percata porque limpian su carro, va a restaurantes caros, porque él es muy rico, pero solo se fija en los asuntos de oídas, como el caso del narcotráfico en México...