Trabaja Michel Franco con niños de la calle

El rodaje llevó a los hermanos más de un año porque trabajaron sin un guión, también la edición fue larga para llegar a lo que verán en los cines el 4 de marzo.
El cineasta apoyó a alumnos de la Universidad de la Comunicación.
El cineasta apoyó a alumnos de la Universidad de la Comunicación. (Clasos)

México

Interesados en retratar cómo viven los niños de la calle y la falta de apoyo de las instituciones públicas, Michel y Victoria Franco trabajaron junto a una casa de apoyo para crear una especie de documental combinado con ficción.

Mónica del Carmen fue la única actriz profesional del elenco que da vida a una trabajadora social, pues Michel aceptó trabajar en el proyecto con la condición de que los chicos en situación de calle fueran reales.

"Nunca me hubiera atrevido a fingir que viven en la calle. Eso implicaba un reto tremendo, porque te tienen que aceptar y tienes que poder entrar con cámara; lo hicimos con casa Alianza, con toda una metodología y estoy muy orgulloso de la película", explicó Franco, quien participó en una clase de la Universidad de la Comunicación para apoyar a chicos que hicieron cortos sobre la discriminación.

El rodaje llevó a los hermanos más de un año porque trabajaron sin un guión, también la edición fue larga para llegar a lo que verán en los cines el 4 de marzo.

"Hemos dado seguimiento, sobretodo hubo labor profunda con Benjamín, que es el chico en situación de calle. Él dejó de dormir en la calle y empezó a vivir en la locación que era un departamento, dejó las drogas y las sustancias tóxicas y el proceso se vio en la película. Le dimos seguimiento, igual que Casa Alianza lleva muchísimo años haciéndolo, pero desgraciadamente los números no son tan alentadores como quisiéramos, pero eso no quiere decir que debemos dejar de esforzarnos.

"Fueron dos años de investigación, es una coproducción con mi hermana, ella se encargó de la parte documental y yo de la ficción y armar la historia".

El cineasta relató que su proyecto funcionó como aliciente para los chicos que participaron, incluso el protagonista se interesó en seguir una carrera.

"Benjamín aprendió a actuar y me preguntaba sobre la responsabilidad, él empezó a interesarse muchísimo en audio. Tenía la posibilidad de seguir una carrera en estudios de sonido que se complicó porque a ellos les cuesta trabajo asumir compromisos".