Tom Hanks ya hace campaña contra la diabetes

El actor habló del tema de salud que hizo público en televisión, al asistir a la presentación de la película Captain Phillips, de Paul Greengrass, como parte del Festival de Cine de Londres.

Londres

Tom Hanks dijo: “¡Se llama diabetes tipo 2!”, con contundencia al medio que temía usar la palabra para hacer la pregunta, y continuó muy seguro: “Debí haber prestado más atención cuando tenía 38 años y no estaría en este problema ahora. ¿Saben ustedes cuáles son sus niveles de azúcar? ¿Alguien sabe? ¡Más les vale que se los revisen!”, comentó a los que estábamos presentes con una gran sonrisa y una actitud que solo podría haberse descrito como saludable.

“Fue algo de lo que había estado hablando con mis doctores desde hace mucho tiempo. Una cosa es ser prediabético y otra completamente distinta vivirlo de lleno. El gran peligro es si no sabes que lo tienes o si no te lo atiendes si lo tienes. Y el único tratamiento es conseguir la atención médica adecuada y tener la disposición de comer lo que debes y estar abierto a los cambios que tienes que hacer”.

Para Hanks, quien realmente luce sano y alegre, la motivación de su nuevo y necesario estilo de vida tiene mucho más que ver con temas personales que con asuntos de la profesión.

“No importa tener una carrera en el cine, tengo nietos que quiero ver en el futuro, así que ahora más me vale cuidarme más. Sobre todo, porque solté mi historia en televisión nacional y ahora tengo que hablar del tema por todo el mundo”, afirmó.

Por su forma de tocar contundente el tema, ¡hey! le preguntó al doblemente ganador del Oscar: “¿Eso te convierte en un activista?”

A lo que Hanks contestó con una especie de risa: “Soy un practice (víctima), de hecho. En eso me he convertido”.

Piratas, no romance

En cuanto a la cinta Captain Phillips, que dirige Paul Greengrass y aborda los mitos y realidades de los piratas modernos, el actor y el director compartieron algunos detalles.

Todo se basa en una historia real. Y reciente. Corría el año 2009 cuando el capitán de barco Richard Phillips pasó con su embarcación cerca de las costas de Somalia. No iban a ciegas, sabían que el peligro de los piratas era inminente y, en efecto, se los toparon de frente de la manera más dramática y peligrosa. Lo que pasó después ya es historia.

Después de su exitoso estreno en la Gran Bretaña nos sentamos con el director (Bourne Supremacy, United 93) y el actor para hablar de un tema terrorífico que irónicamente ha estado más que presente en el entretenimiento: el crimen organizado en todas sus manifestaciones.

“Totalmente, es lo mismo. Es exactamente lo mismo”, exclamó Greengrass cuando le preguntamos sobre la diferencia entre los modernos piratas africanos y el crimen organizado en nuestro país.

“Es justo igual que los cárteles, el crimen organizado es precisamente eso, algo muy organizado en altamar. Y mueve cantidades impresionantes de dinero. Una vez que se aferra a algo, como les ha pasado en México, es casi imposible desarticularlo. Sin embargo, es fácil hacerlo parecer romántico. Pero no hay nada romántico respecto las bandas de piratas hoy en día”, comentó.

Siendo un hombre que siempre ha gustado de contar historias con una contundente carga política y quien nunca se ha alejado de la verdad y de los conflictos que aquejan al mundo, continuó así con su reflexión.

“Pero claro, cuando te pones a analizar cuáles son las causas de todo esto. Cuál es la cultura que lo hace posible y qué es lo que hace que esto y lo cárteles se puedan levantar como lo hacen. Esa es siempre la pregunta, ¿no lo crees?”, dijo.

Respecto a la dificultad de hacer una cinta que no es documental, pero que sí está basada en hecho comprobables, terroríficos, recientes y reales, comentó: “Bueno, empiezas por conocer bien lo hechos y luego te tienes que asegurar que el script que vayas a crear refleje esos hechos. Te tienes que pasar todo el tiempo cuestionándote si esto es justo o si esto es verdad, pero saliendo de ese proceso tendrás la película que te gustará”, insistió.

Por su parte, Tom Hanks, quien hace un trabajo verdaderamente notable como el capitán Phillips, también reflexionó al respecto, “creo que sí ha ocurrido. Está el juego de los Piratas del Caribe. Paul descubrió eso y esa fue una de nuestras primeras conversaciones al respecto, porque por un lado puedes tomar esto y estar completamente satisfecho con el hecho de que los piratas dan miedo, cumple con su función. Lo son. Nos quieren matar. Nos van a robar. Fascinante. Tal vez con eso ya tienes tu película. Pero sería perderte de una gran oportunidad de educar y dar entender un poco más sobre la verdadera circunstancia”, aclara.

“Hasta que vi la película me di cuenta del contexto de lo que pasa en Somalia. No son solo una banda tequilera que quiere motos y strippers. Son hombres desesperados y están haciendo cosas desesperadas”, finalizó el actor ganador del Oscar.