Satisface a Arcelia Ramírez "propuesta indecorosa" de Ripstein

La actriz protagoniza "Las razones del corazón" la nueva historia del director de "Profundo Carmesí" y "El castillo de la pureza".

México

El adulterio de una mujer que predomina en la nueva película Las razones del corazón, dirigida por Arturo Ripstein y escrita por su esposa Paz Alicia Garciadiego, fue ideado desde un principio para Arcelia Ramírez.

“Me puse muy feliz cuando Paz Alicia me hizo esta propuesta superindecorosa (risas), en el buen sentido, me sentí muy honrada por la confianza de poner en mis manos un personaje tan difícil, fui desafiada, sentí que me aventaba a una especie de abismo”, dijo en entrevista telefónica Ramírez, quien protagoniza la historia.

Arcelia encarna a Emilia, personaje inspirado en la obra clásica Madame Bovary, de Gustave Flaubert, la cual sirvió como punto de partida para narrar una serie de situaciones, donde la actriz se involucra sentimentalmente con varios personajes interpretados por Vladimir Cruz, Plutarco Haza y Alejandro Suárez.

“Es un personaje muy rico, complejo, hay una especie de condición trágica, de insatisfacción eterna, es un personaje desplazado, siempre quiere estar en otro lado, la vida que tiene le parece poca cosa”, expresó Ramírez, quien se involucró totalmente en su papel.

El cineasta expresó su gusto por volver a trabajar con Arcelia, después de realizar con ella el filme Así es lavida, y con Las razones del corazón siguió explorando su capacidad actoral.

“Ella tiene un oído muy preciso para el diálogo y la entonación, entonces siempre se piensa en un actor o una cara cuando se está escribiendo y Paz Alicia pensó en ella”, dijo Ripstein, quien pide como condición para sus filmes, que los actores se enfoquen cien por ciento en su proyecto.

“Las películas mías son breves, no toman mucho tiempo, los que están haciendo teatro o tele los descarto y muchas veces para mi desdicha los dejo a un lado”, expresó Ripstein, quien filmó en blanco y negro para resaltar los diálogos de la cinta.

“Son balazos, son llagas directas a la conciencia, al corazón, a las tripas, es un guión precioso”, apuntó Arcelia, quien tuvo dos años para prepararse, pues el proyecto se detuvo en dos ocasiones, por falta de presupuesto.

La película cuenta con las características que en casi 50 años de carrera el cineasta ha plasmado en tramas como Profundo carmesí y El castillo de la pureza.

“Arturo es único con sus planos secuencia, sus indicaciones, su temperamento, es un realizador muy intenso, sus sets son sagrados, nos pone a todos en una tesitura y una atmósfera de trabajo muy propicia para que los contenidos de una historia tan fuerte se den, es una experiencia muy privilegiada”, mencionó Ramírez.

La afición por la literatura ha llevado a Ripstein y García Diego a hacer este tipo de películas, actualmente planean hacer otra adaptación de una obra que no revelaron.

“Hacer una película es un proceso complejo y difícil, entonces hay que hacerla solo de lo que está más cerca a tu corazón, tus ojos, uno se puede inspirar de donde sea”, concluyó Ripstein.

Claves

El origen

- Arturo Ripstein hizo la película de Las razones del corazón con los recuerdos que tenía de Madame Bovary, ya que el libro lo había leído hace 30 años.

- El director señaló que le gusta usar música que esté frente a la cámara y no fuera de cuadro, pues se considera un analfabeto musical.

- Ripstein señaló que siempre había querido hacer una película en blanco y negro, pero por razones de los productores nunca lo dejaban.

- El realizador disfruta hacer películas basadas en novelas y compartió que le hubiera gustado llevar a la pantalla grande textos de William Faulkner y Joseph Conrad.