Ryan Gosling, un director que ve cine en televisión

Su ópera prima, 'Lost River', no se estrenará en salas de México, ya que actualmente está disponible en Netflix.

Nueva York

La primera cinta de Ryan Gosling como director, Lost River, está muy lejos de ser un largometraje que aspire a un éxito comercial como Crazy, stupid, love o Diario de una pasión. Es una película de autor y un experimento visual por parte del popular actor. Dadas estas circunstancias, su distribución y proyección en salas de nuestro país (y otros mercados) se antojaba complicada.

Sin embargo, la industria del cine y el entretenimiento en general vive emocionantes tiempos de cambio, y gracias a ello los fanáticos del actor y aquellos en búsqueda de propuesta pueden encontrar Lost River en Netflix, y disfrutarla en la comodidad del espacio de su elección.

"Yo veo el 80 por ciento de las películas en la televisión, y estoy agradecido por eso, porque de esa forma ya puedes ver películas que no necesariamente verías, te da acceso para ver el trabajo de personas que de otra forma no podrías explorar, y las cuales no necesariamente conoces. Así que para mí, eso esta haciendo el mundo mas accesible, que es de lo que se trata.

"Obviamente quieres controlar las condiciones en que los demás vean tu trabajo como artista. Para mí se trata más de conectar con la audiencia", dijo el actor a ¡hey! en una conversación en Manhattan.

Para su primer proyecto como realizador, Gosling decidió contar la historia de Billy, una madre soltera que lucha por no perder su casa en los suburbios de Detroit, al tiempo que se pierde en un mundo subterráneo donde nada es lo que parece. La premisa es tan enigmática como las decisiones laborales del originario de Ontario, quien ha podido nivelar sus intereses actorales con su posición como ídolo de masas y elemento de la cultura pop actual, pues su cara igual puede encontrarse en una silla que en un diario para adolescentes.

"Aprendí mucho de esa experiencia como director. Ahora como actor no tengo ninguna conversación con mis directores cuando el sol se pone. Estoy desarrollando otro par de proyectos y ha sido de las mejores cosas", expresó Ryan sobre su faceta como realizador la cual alternará con su lado como intérprete.

Gosling forma parte del elenco de la multinominada cinta La gran apuesta, largometraje que explica la crisis en Estados Unidos de 2007, donde da vida a Jared Vennet, un banquero de Wall Street que pretende sacar provecho de la crisis que se generó en dicho país en esa época.

"El director me dijo que tendría que hacerme un permanente para lucir un afro y le dije: 'Cuenta conmigo'".

Tras dejar los números y los términos económicos, en su cabeza, ahora ronda la pregunta: "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", ya que está anunciado como el protagonista de la secuela de Blade Runner.

"Tengo que ser muy cuidadoso con lo que digo de ese tema, si no el chip que traigo integrado me hará explotar. Soy un gran fan del filme original y de todos los involucrados, es una oportunidad de ensueño. Leí el guión y es una extensión natural de la historia, sigue a los personajes que amamos y te lleva a las entrañas de ese mundo", concluyó Gosling.


:Claves
Ryan en la actualidad 

  • El actor se convirtió en padre de Esmeralda Gosling, su hija con la actriz Eva Mendez.
  • Próximamente se le verá en cintas como The nice guys, a lado de Russell Crowe.
  • Su rostro puede verse en sillas, diarios, playeras y otros objetos.