Rock and roll sexagenario

Musicópata.
Musicópata
Musicópata (Especial)

Ciudad de México

El rock and roll llega a sus 60 años de edad. Fue el 20 de mayo de 1954 cuando el grupo de Bill Haley and his Comets grabó “Rock Around the Clock”, el primer tema de este ritmo que conquistó el primer lugar de popularidad en las listas de Billboard y dio el banderazo inicial a la Era del Rock.

La identidad del primer disco de rock and roll sigue siendo tema de controversia entre los historiadores. Algunas grabaciones que datan de los años cuarenta han sido citadas como las primeras. Varias fuentes han considerado que ese honor pertenece a “Rocket 88”, tema grabado en 1951 por el grupo de Ike Turner pero acreditado a su saxofonista y vocalista Jackie Brenston. Otros afirman que la primera grabación de rock and roll fue “Good Rockin’ Tonight”, realizada por Roy Brown en 1948 y que en 1954 fue popularizada por Elvis Presley.

Hay también expertos que señalan al tema “Crazy Man, Crazy”, grabado por Bill Haley en 1953, ya que fue el primer disco de rock and roll que entró a las listas de Billboard. Sin embargo, casi todos coinciden en apuntar que “Rock Around the Clock”, merece el sitio preferencial como la grabación que detonó la explosión del rock and roll y cambió la historia.

Es claro que “Rock Around the Clock”, escrita Max Freedman y Ed Myers, no fue la primera grabación del rock and roll. Pero sí fue la primera de este ritmo que tuvo el reconocimiento general del público de Estados Unidos y después del mundo entero.

El rock and roll ya estaba bien definido desde principios de los años cincuenta. Derivaba directamente del rhythm and blues, estilo que desde los cuarenta venía fusionando elementos de boogie woogie, blues, jazz y swing, llevando influencias del gospel, la música country western y la música folk tradicional estadunidense.

La expresión rock and rolling se usaba originalmente para describir el movimiento de un barco en el océano, aunque a principios del siglo XX comenzó a utilizarse para expresar fervor espiritual y a servir como una analogía del sexo. A finales de los treinta y en la década siguiente varias canciones de blues, swing y gospel comenzaron a incluir el término, sobre todo en grabaciones enfocadas al público negro. En 1951, el disc jockey de Cleveland Alan Freed comenzó a programar música del estilo que hasta entonces se conocía como rhtythm and blues, la proyectó al público de los blancos y para identificarla popularizó el término “rock and roll”.

Desde la grabación de “Rock Around the Clock” han transcurrido ya seis décadas. Ese histórico disco sigue sonando y permanece como un clásico indiscutible de la música que desde mediados de los sesenta comenzó a llamarse simplemente “rock”. El vigoroso ímpetu del ritmo sigue sirviendo para acompañar a la juventud en su tránsito como protagonista de la sociedad.

Sesenta años que parecen pocos ante el inmenso volumen musical que se ha generado desde aquel 1954. Seis décadas que pueden parecer muchas para las generaciones recientes. Pero, sin duda, el sexagenario rock and roll sigue tan vital como la juventud que representa.