Rock alternativo e independiente

Musicópata.
Musicópata.
Musicópata. (Especial)

Ciudad de México

El Rock Alternativo y el Indie Rock están entre las vertientes musicales de mayor vanguardia en nuestro tiempo. Sus propuestas van ganando seguidores porque representan el sector con mayor creatividad en la búsqueda de sonidos, ritmos, fusiones y letras.

Desde los ochenta, los avances tecnológicos y el desarrollo de las grandes redes digitales han venido alterando las relaciones que antes existían entre los artistas, las compañías grabadoras, los promotores, las editoras, los estudios de grabación y entre todos los demás protagonistas de la industria musical.

En esta revolución hay lesionados y beneficiados. Entre los lesionados está la industria del disco, pues ha tenido que cambiar el antiguo modelo —basado en el CD— por uno nuevo, el de las descargas digitales tanto legales como ilegales, cuyo volumen supera ya el de las ventas físicas. Las disqueras tardaron mucho en reaccionar ante el avance digital y se quedaron sin recursos para desarrollar y apoyar nuevas propuestas. Las ideas originales, los conceptos innovadores y los artistas creativos ya no encajan en los planes de las disqueras, pues lo poco que tienen lo destinan a artistas con larga carrera y éxito comercial probado.

La falta de oportunidades en las grabadoras impulsó el auge de las tendencias alternativas y el surgimiento de artistas que aprovecharon la tecnología de internet para introducir a bajo costo su música a una enorme audiencia, sin estar ligados a una discográfica. Estas tendencias se han convertido en los géneros Alternativo e Indie.

El rock alternativo se expresa en sonidos y elementos musicales no tradicionales en los que melodía, ritmo o armonía sirven para hacer propuestas distintas a los estilos ya conocidos. Nació como un género anti-comercial, alejado de los sistemas que rigen la música pop, ligado a una cultura underground que no pone énfasis en cifras de ventas o en el éxito masivo. Sin embargo, el alternativo ha desarrollado un público enorme y muchos artistas del género ya han alcanzado gran popularidad. En México el alternativo tiene exponentes como: Zoé, Panda, La Gusana Ciega, Jumbo, Volován, San Pascualito Rey, Bengala, DLD, y varios más.

El indie rock, derivado del alternativo, se benefició aún más de los avances tecnológicos. La computadora, convertida en el pivote central para escribir, grabar, distribuir, promover y vender las creaciones, impulsó a muchos artistas a moverse de forma independiente sin necesitar la participación de las grandes disqueras. Así, cada grupo o artista tuvo ya la posibilidad de ser un género en sí mismo para hacer un rock independiente e individual. Por naturaleza, muchos artistas del alternativo pertenecen al género indie. A ellos habría que sumar propuestas independientes como las de Genitallica, Hello Seahorse, Bengala y JotDog, entre otras más.

Tanto el alternativo como el indie expresan el mundo sonoro del nuevo milenio. Seguramente muchos de los que ahora pertenecen a estos géneros pasarán a otras definiciones a partir de su desarrollo y popularidad. Pero, sin duda, estas dos vertientes del rock son, por ahora, lo más visionario que tenemos.