Un Ringo muy querido

Con la participación de músicos de otras agrupaciones, los asistentes disfrutaron de varios conciertos en uno, con éxitos que abarcan varias generaciones.

Guadalajara

Desde las 19:00 horas, después de una breve lluvia en la cercanía, el ingreso fue continuo en el Auditorio Telmex hasta casi agotar las localidades del recinto; hasta sumar más de once mil personas que abarcaron varias generaciones, incluso familias completas, desde el nieto hasta el abuelo, y entre ellos dos pares de seguidores ataviados con la indumentaria del “Sargento Pimienta”. En punto de las 20:30 horas, como respetado inglés, Ringo Starr arribó al escenario con una playera negra fajada en su pantalón de mezclilla, en medio de aplausos y vitoreos. El escenario fue sencillo, la ilustración de una flor sobre una estrella, y una iluminación de motivos psicodélicos. “Matchbox”, cover de Carl Perkins, fue el tema abridor; la gente se puso de pie para darle la bienvenida al otro Beatle sobreviviente, además de Paul McCartney, en su primera visita a la ciudad.

Desde el comienzo el ambiente en general fue amable, la gente convivió a ritmo de los temas con emoción desbordante cuando tomó el micrófono durante las primeras canciones, entre ellas “Wings”, el primer sencillo de su producción Ringo 2012. La interacción con el público fue constante, “Gracias, gracias, ¿listos para divertirse?, ¿listos para escuchar buena música?”. La quinta canción pasó la atención a sus músicos invitados, Greg Rollie, músico de Carlos Santana interpretó el sencillo del originario de Autlán de Navarro, “Evil ways” y seguido el guitarrista Steve Lukather interpretó “Rossana”, uno de los éxitos de su banda Toto.

Así continuó la noche con intervalos del integrante de The Beatles y las canciones de sus invitados, siendo las de Toto las más coreadas de la noche y las que levantaron a la gente de sus asientos. Para “Don´t pass me by”, del cuarteto de Liverpool, la gente volvió a ponerse de pie; “el siguiente tema es para las chicas que han venido esta noche”, dijo como presentación a “Boys” y enseguida uno de los mejores momentos de la noche, la interpretación de “Yellow Submarine”,  coreada por los miles de asistentes quienes, entre ellos, llevaron globos de color amarillo que elevaron con sus manos al ritmo de la canción. En contraste, hubo momentos tranquilos donde los asistentes se sentaron para escuchar alguna balada o temas de los acompañantes, pero sin duda Ringo los ponía de pie cuando tomaba el micrófono en sus manos para sencillos como “Anthem” de su producción 2012.

En la segunda intervención al frente de Greg Rollie con “Black magic woman”, Ringo salió del escenario y regresó al finalizar la canción, ahora usando una playera blanca de motivos psicodélicos. “África” y “Hold the line” de Toto, se escucharon esta noche, así como “Kirie” y “Broken wings” de Mr. Mister durante la intervención de Richard Page. “Photograph” y “Act naturally” fueron los penúltimos en escucharse en esta velada, con Ringo bailando alegremente en el escenario y con el micrófono en mano, mientras el público seguía la canción con sus palmas.

No faltó quien, al paso de la noche y con los años encima, no tuvo más remedio que tomar asiento en canciones clave y por más que gritaron “siéntense”, a las filas de adelante, los gritos y la euforia opacaron su exclamación y no tuvieron otra alternativa que echar a un lado el cansancio y ponerse también de pie, recompensados con momentos como “With a little help from my friends” y un fragmento del tema  “Give peace a chance”, interpretaciones con las que cerraron la noche a las 22:30 horas, de un concierto plural donde se escucharon en vivo los temas que siguen sonando en las estaciones de radio clásica. En medio de la neblina y el frío, los asistentes salieron pausadamente.