Ricky Martin visita y juega con niños refugiados sirios

El cantante y embajador de la buena voluntad de UNICEF, considera que la comunidad internacional debe abrir su corazón ante la situación de los refugiados.

Minnieh,Líbano

Ricky Martin, embajador de buena voluntad de UNICEF, considera que la palabra "refugiado" ha perdido valor y que la comunidad internacional debe "abrir su corazón". El superastro puertorriqueño de 44 años habló durante una visita a Líbano con UNICEF para reunirse con niños sirios refugiados.

"A estas alturas lo que queremos es asegurarnos de que los niños reciban sus derechos. Algunos niños desafortunadamente no están yendo a la escuela", dijo el jueves en una entrevista en Minnieh, en el norte de Líbano. 

El cantante se reunió con niños sirios en Zahleh, en el Valle de Bekaa, el miércoles, y en el asentamiento informal de Minnieh, cerca de la ciudad norteña de Trípoli, al día siguiente.

En Minnieh, los niños cantaron su éxito 'María' y jugaron futbol con el astro. Durante su visita, Martin también se reunió con adolescentes que reciben entrenamiento de conocimientos prácticos, según UNICEF.

Martin, cuya fundación benéfica y trabajo humanitario se ha enfocado en combatir el trabajo infantil y la trata humana, expresó que quedó conmovido con una niña siria de Homs a la que conoció en el Valle de Bekaa.

Dijo que la joven refugiada de 11 años, llamada Batoul, está "trabajando en agricultura, 12 horas al día, y le pagan con agua".

"Esto le está sucediendo a nuestros niños. Esto le está sucediendo a nuestra futura generación", señaló.

De acuerdo con UNICEF, 2.8 millones de niños no acuden a la escuela en la región y los niños refugiados están particularmente en riesgo de explotación y abuso. La agencia de las Naciones Unidas dice que está abordando el problema del trabajo infantil proporcionándoles educación gratuita y oportunidades económicas a padres y jóvenes en edad laboral.