Recuerda Morrissey intento de secuestro en México

En libro autobiográfico del músico, recién lanzado, y catalogado por algunos como el mejor en su género desde 'Chronicles' de Bob Dylan", narra el momento de drama vivido en nuestro país.
Archivo Milenio
(AP)

Londres

El nuevo libro del cantante británico Morrissey es un clásico, por lo menos así lo dice su portada.

En su libro hay encuentros, muchas veces raros, contras otros famosos; momentos de drama, incluyendo un intento de secuestro en México en 2007, y episodios absurdos. Morrissey dice que una vez lo invitaron a participar en la serie "Friends", donde "me pidieron cantar 'con una voz muy depresiva'''.

El libro de memorias del ex vocalista de los Smiths — titulado sencillamente "Autobiography" — es la primera biografía de un rockero publicada bajo el prestigioso sello de Penguin Classics, cuyo catálogo incluye a Esquilo, Jane Austen y Oscar Wilde. Morrissey ha dicho que insistió en la etiqueta de "clásico" para firmar su contrato con Penguin.

Eso ha horrorizado a algunas personas en la industria editorial, pero no a los múltiples admiradores del cantante, que llevaron al título a la cima de la lista de Amazon en Gran Bretaña el miércoles, un día antes de que llegara a las librerías.

Jon Howells, vocero de la cadena de librerías Waterstones, dijo el viernes que el libro está destinado a ser uno de los más vendidos de la temporada navideña.

"En Gran Bretaña es uno de nuestros íconos", dijo Howells. "Es la gran historia jamás contada de la generación de héroes musicales de la década de 1980".

Los Smiths y su enigmático vocalista tuvieron un gran impacto en el país en los 80 con canciones alocadas y melancólicas por igual como "How Soon is Now" y "This Charming Man". Pero no eran tan populares en Estados Unidos, donde "Autobiography" todavía no tiene editorial.

El cuarteto se separó en 1987, y Morrissey ha puesto a prueba la buena voluntad de sus admiradores con declaraciones cada vez más gruñonas durante su carrera solista.

"Autobiography" comienza con una evocación vívida y verbosa de la infancia de Steven Patrick Morrissey en una enorme familia irlandesa en la ciudad industrial de Manchester, en el norte de Inglaterra, y su descubrimiento de los juguetes de la música pop.

Los admiradores encontrarán un ingenio mordaz con una expresión única y evocativa, mientras que los críticos lo ven autocomplaciente hasta el límite y con falta de edición en el título de un solo capítulo y 457 páginas de extensión.

Las reseñas han estado divididas entre los extremos. El crítico de rock Neil McCormack le dio al libro una reseña de cinco estrellas mientras que el Daily Telegraph lo calificó como "la autobiografía musical mejor escrita desde 'Chronicles' de Bob Dylan", pero el editor de literatura del Independent, Boyd Tonkin, dijo estar cansado del "monótono narcisismo" y la "letanía pueril de quejas" de Morrissey.

Los admiradores seguramente recibirán con entusiasmo los pensamientos de un músico, de ahora 54 años, que ha evitado por mucho tiempo hablar sobre su vida privada. Morrissey ha tenido periodos de depresión; tuvo su primera relación seria cuando era un treintañero, con un hombre que recuerda como "un ex alumno con un estilo sádico para la complicidad"; más tarde habla de la idea de convertirse en padre con una amiga cercana.

"Tina y yo analizamos el impensable acto de producir un monstruo miniatura chillón", escribe románticamente Morrissey.

También llega el momento inevitable de saldar viejas cuentas. La antigua disquera de los Smiths, Rough Trade, es duramente criticada al igual que el bajista de la banda y el baterista con quienes Morrissey y el guitarrista Johnny Marr tuvieron una gran batalla por regalías, cuyo recuento es presentado a la distancia.

Una reunión de los Smiths parece poco probable. Morrissey dice que Marr alguna vez sugirió reformar el grupo, pero el cantante dijo que no.

"Sobrevivir a los Smiths es algo que no se debe intentar dos veces", escribió.