Celebra Ramón Ayala 50 años de trayectoria en Guadalajara

Más de 10 mil personas cantaron al más puro estilo del Rey del acordeón quien regresó a tocar a tierras tapatías tras siete años de ausencia en Jalisco.
Ramón Ayala celebró 50 años de trayectoria junto a sus seguidores tapatíos.
Ramón Ayala celebró 50 años de trayectoria junto a sus seguidores tapatíos. (Cortesía Francisco Martínez)

Guadalajara

Siete años pasaron para que Ramón Ayala regresara a tocar a Jalisco, así lo dio a conocer hoy en su presentación en Fiestas de Octubre con la que además de marcar su regreso, celebró 50 años de trayectoria.

Más de 10 mil personas bailaron y cantaron con los temas que entregó el Rey del Acordeón quien estuvo acompañado de su banda Los Bravos del Norte.

Horas antes del concierto los miles de seguidores comenzaron a llegar al recinto, conforme pasaba el tiempo, los ánimos se encendían y los gritos iban en aumento.

Pasadas las 20:00 horas, los gritos de los seguidores fueron escuchados, se apagaron las luces y en las pantallas se proyectó un video en el que se plasmaba la trayectoria del cantante originario de Monterrey.

“Buenas noches, ojalá que esta noche se lleven un muy grato recuerdo de su amigo Ramón Ayala”, dijo el cantante desatando la euforia de los asistentes.

Finalmente la espera término y a las 20:09 el acordeón más famoso y esperado se hizo presente y entregó el primer tema de la noche "Bonita finca de adobe", el cual de inmediato fue correspondido con aplausos, gritos y chiflidos.

Un clásico retumbó en el recinto “Tragos de amargo licor”, los asistentes al unísono unieron sus voces con él y lo acompañaron durante el tema.

El concierto se convirtió en una verdadera fiesta norteña, los animados asistentes coreaban cada uno de los temas, en el ruedo las parejas bailaban, pero no sólo ellos, en las gradas las parejas improvisaron una pista y cualquier espacio era aprovechado para sacar los mejores pasos de baile.

Ramón Ayala y sus Bravos del Norte hicieron un recuento de grandes éxitos como “Tristes recuerdos”, “Casas de madera”, “Dos monedas” y "Mi Golondrina”.