Queremos tanto a Lennon

En su polémico libro sobre el beatle, el escritor francés mezcla biografía y ficción, añadiendo sus propias elaboraciones novelescas sobre la trama real de la malograda vida de John, todo con el ...
John Lennon
John Lennon (Cortesía)

Madrid

Hay algo que a muchos hace suspirar sin poder contener la emoción cuando escuchan el nombre de John Lennon. Es una ecuación simple y profunda: alma más música, amor más belleza, locura más rebeldía, todo sobre una ramillete de flores secas por la tristeza, la soledad, la vanidad, la timidez, el éxito y el dinero. Pocas vidas contienen todos estos elementos juntos, aprisionando una biografía de apenas 40 años. Pero la del fundador de Los Beatles sin duda equivale a esta fórmula mágica, que representa el periplo vital de uno de los grandes genios de la cultura del siglo XX.

Es más o menos lo que describe la novela del francés David Foenkinos, Lennon, una narración a caballo entre la ficción y el documental, que tiene el arrojo de ponerse en los zapatos de John Winston para bucear en su interior sin cortapisas, descorriendo velos a diestra y siniestra para comprender, como dice el propio Foenkinos en entrevista, lo que Lennon realmente vivió y experimentó, dejando de lado al mito para retratar al hombre.


¿Cuánto hay de ficción y cuánto de no ficción en Lennon?

Lo más difícil de lta obra fue aventurarse a encontrar la verdad de Lennon. Por un lado se trata de una auténtica biografía, en la que está toda su vida, pero a veces existen elementos contradictorios. Yo he hecho todo lo posible por tratar de comprender lo que él realmente vivió y experimentó. Y la parte de ficción viene de ahí, son los aspectos emocionales de la biografía.


¿Cuáles fueron las fuentes documentales en las que basó esta novela?

De entrada yo he sido y soy un loco de su música. Por otra parte, soy un estudioso de la música y me he aplicado bastante a ello. Desde esta perspectiva, puedo decir que Lennon es un cantautor muy autobiográfico. Escuchando sus letras comprendemos muchas cosas de él. Después me he pasado años leyendo toda clase de cosas sobre el hombre, investigando y escuchando archivos. Y traté de trabajar a fondo, lo más que me fue posible, sobre las zonas de sombra de su vida, como su infancia y la época en Hamburgo.


¿Eran la tristeza, la soledad, la vanidad, la timidez, los sentimientos esenciales de John Lennon, como se destaca en su libro?

Sí, justo. Y vemos hasta qué punto su vida está llena de sufrimiento. Es por eso que esta biografía se lee como la trayectoria de un hombre. La historia de su vida y de sus grietas. Pensemos que para comprender sus sufrimientos hay que conocer su infancia, que es muy difícil. Aunque Lennon es también el genio, el humor y la megalomanía.


Por favor, descríbanos un poco cómo aprecia la relación entre John y Paul, cuál es su esencia.

Es el encuentro de dos genios que se vuelven aún más geniales cuando se conocen. Hay una estímulo intelectual fuera de lo común. Ellos trataban de subir cada vez más alto con tal de sorprenderse mutuamente. Al principio Lennon era el líder. Es él quien crea el grupo. Pero al cabo de un tiempo, es McCartney la locomotora. Es él quien empuja a Los Beatles a grabar nuevos discos. Y en la última parte hay mucho de odio e incomprensión. Todo ello está ligado al dinero, sin duda, pero también al hecho de que acabaron siendo dos adultos muy diferentes. A veces olvidamos que Paul tenía 13 años cuando conoció a John. Eran unos niños.


¿Fue realmente Yoko el verdadero amor de Lennon, un hombre que como apunta en su libro tuvo decenas de mujeres a su disposición?

Sí, eso es evidente. Ella era todo para él: su amante, su mentora, su madre e incluso ¡su padre! Yo quería precisamente contar en mi libro esta fascinante historia de amor, para mí la historia de amor más bella del siglo XX. ¡Un amor tal que hace que dos personas decidan convertirse en una sola!


¿Y qué cree que le dio Yoko?

Le dio confianza en sí mismo. Le dio el coraje para ser él mismo y para ser aquello que quería ser. John estaba bastante perdido y digamos que moribundo cuando la conoció. En mi opinión ella le salvó la vida. La prueba está en que él tenía 27 años cuando se encontraron por primera vez, la edad en que todas las estrellas de rock mueren.


¿No le parece que John la hubiera dejado o se hubiera divorciado de ella si siguiera vivo?

No, yo creo que no. Ellos se separaron una vez en 1974, y Lennon le suplicó que volvieran. No podía vivir sin ella. Y no creo que eso hubiera cambiado. Trece años después de conocerse eran inseparables, y el último disco de John es un álbum con Yoko.


¿Cuál es, desde su punto de vista, la principal contribución de Lennon al mundo actual, ya sea musicalmente hablando o en cualquier otro aspecto?

Para la música es evidente: aportó locura, belleza, poesía. Pero sobre todo aportó una cosa esencial: el compromiso político y por la paz. Él fue el primer cantautor de esa estatura en interpretar textos comprometidos. Antes, Elvis por ejemplo, no tenía ninguna necesidad de hablar del mundo. Así que se trata de una aportación considerable, y sus mensajes son, además, nuestros himnos de hoy.


¿Cuánto de Los Beatles es Lennon y cuánto es Paul, George y Ringo; en qué aspectos Los Beatles son cada uno?

La belleza de Los Beatles es justamente la unión de esas cuatro personalidades, a la vez tan diferentes y al mismo tiempo unidas por aquello que los cruzaba como grupo: una celebridad atómica.




David Foenkinos es una de las figuras más interesantes en la nueva literatura francesa. Nació en París en 1974 y se licenció en Letras en la Sorbona. Ha realizado estudios como músico de jazz. Entre sus novelas destacan El potencial erótico de mi mujer (Premio Roger Nimier, 2004), En caso de felicidad (2004), La delicadeza (2009, finalista de los premios Goncourt, Médicis y Fémina), Los recuerdos (2011) y Estoy mucho mejor (2013). Lennon, publicada originalmente en Francia en 2010, ha sido traducida al español por César Aira.