¿Queen ya encontró cantante?

Musicópata.
Musicópata
(Especial)

Ciudad de México

El grupo inglés Queen y el cantante estadunidense Adam Lambert comienzan pasado mañana una gira por nueve países en la cual el público verá renacer la magia del sonido que hizo famoso al conjunto cuando su cantante era el legendario y espectacular Freddie Mercury.

La voz de Adam Lambert es una de las mejores de nuestro tiempo y muchas veces ha sido comparada con la de Mercury. El cantante estadunidense de 32 años de edad surgió a la notoriedad cuando quedó en segundo lugar del teleconcurso American Idol en 2009. Entonces sorprendió por la extensión de su rango vocal de contratenor que abarca tres octavas y media —algo que la mayoría de los cantantes profesionales nunca llega a lograr.

En American Idol, Lambert cantó temas que fueron alardes de pirotecnia vocal. Piezas de Los Rolling Stones, Michael Jackson, The Miracles, Wild Cherry, Tears for Fears, Steppenwolf, Led Zeppelin y U2 fueron vehículos que proyectaron su sensibilidad, madurez, profundidad y una potencia que dejó a público y jurado con la boca abierta.

Semanas antes de que terminara el concurso, Brian May y Roger Taylor —guitarrista y baterista de Queen— contactaron a Lambert. Lo invitaron a unirse a Queen como vocalista, tomando el lugar dejado por Freddie Mercury muerto 18 años atrás víctima del Sida. Sin embargo, a pesar de ser una oferta casi imposible de rehusar, Adam no aceptó: quería hacer su propia carrera y no deseaba ocupar un sitio ajeno.

Después de la muerte de Mercury, Queen había entrado a una etapa de homenajes y recopilaciones. Sin duda, la ausencia de su legendario cantante le restaba gran parte de su atractivo estelar. Con todo y eso, en 2002 se estrenó We Will Rock You, un musical basado en los grandes temas del grupo que tuvo un éxito considerable, pero el conjunto andaba siempre en busca de un artista con gran voz y una personalidad explosiva y subyugante.

En 2004, Queen intentó hacer algo con el cantante Paul Rodgers, veterano de las bandas Free y Bad Company, para ver si daba el ancho. Hicieron giras y grabaron un disco, pero no pasó a mayores. Rodgers siguió por otro camino.

Por su parte Adam Lambert, después de American Idol, fue desarrollando una buena carrera. Se unió al tour de las estrellas del concurso, grabó dos álbumes, fue nominado al Grammy en 2009 por Mejor Interpretación Vocal Masculina, y varias revistas lo catalogaron entre los cantantes más sexys y con mejor voz.

Pero en 2013 el destino volvió a unir los caminos de Queen y Lambert. En el festival iHeartRadio, realizado en Las Vegas, Adam y Queen cantaron unidos en vivo y el público se volvió loco. A mediados de 2014 hicieron una gira de prueba y los resultados fueron satisfactorios.

Parece que Queen ha encontrado finalmente la estrella que andaba buscando. Ojalá que la gira que comienzan pasado mañana en Inglaterra sea el principio de una nueva etapa de gloria para Queen; y que Adam Lambert logre hacerse un lugar propio en el corazón de los fans que siguen admirando al grupo, extrañan a Mercury, pero quieren ver resurgir la magia musical de una de las mejores bandas en la historia del rock.