'Point Break', una excitación extrema: Édgar Ramírez

En la nueva versión del filme, el actor venezolano tomó el personaje que hizo Patrick Swayze en 1991, cuando él tenía 13 años de edad.
Las escenas son espectaculares.
Las escenas son espectaculares. (Especial)

México

A inicios de los 90 Keanu Reeves y Patrick Swayze estelarizaron Point Break, en ese entonces Édgar Ramírez tenía 13 años cuando la vio en el cine y quedó impactado con las escenas de acción; su sueño de infancia se vuelve realidad y ahora es protagonista de la nueva versión que actualmente ocupa la cartelera a nivel internacional.

"El personaje que realizó Patrick es la principal razón para que yo aceptara esta película... (los 13) es una edad en la que te preguntas todo, es el principio de la adolescencia y cuestionas a tus padres y tienes ese espíritu de subversión que es la esencia de Point Break"; explicó el venezolano.

"Estuve profundamente inspirado por el personaje, aunque las condiciones en esta película son distintas", agregó asegurando que para su papel no intentó replicar lo que hizo Swayze.

"(Su actuación) es única y merece quedar intacta, pero tampoco quise distanciarme por completo, porque era importante sentirme identificado, porque represento la rebeldía, el cuestionamiento y la conciencia de las cosas que suceden a tu alrededor: No conformarte y tomar responsabilidad por las decisiones que tomas", dijo Ramírez.

En la nueva versión, Core exploró a fondo en los deportes extremos que, esta vez no fueron realizados en una pantalla verde para ser editados tecnológicamente, como en la vieja escuela se realizaron las escenas con el riesgo latente.

"Para las escenas de acción que tiene esta película era imposible hacerlas en un foro, obviamente el otro actor y yo nos entrenamos en cada uno de los deportes que pudimos, pero nosotros solo tratamos de estar lo más cerca posible de las secuencias, estuvimos en los lugares más remotos del planeta, pero participar era imposible, nos hubiésemos matado.

"Aprendí porque teníamos que entender los deportes, pero fueron secuencias muy difíciles, se necesita entrenarte toda una vida. Hubo mucha gente que puso su vida en esto, especialmente nuestros dobles, que son expertos en las disciplinas, para crear lo que para mí es una de las experiencias cinematográficas más excitantes de los últimos años", explicó Ramírez.

De la experiencia agradece haber conocido paisajes de todo el mundo.


:Claves
La realidad

  • Édgar asegura en la vida real no se atrevería a cruzar las líneas que cruza su personaje en la película.
  • "En esta película roban bancos, no solo se rebelan contra un sistema, sino que realmente quieren destruirlo".