El fin de los desnudos en Playboy

Playboy internacional informó que en marzo de 2016 ya no publicará desnudos en sus ejemplares, aquí te dejamos una selección de celebridades que aparecieron en la publicación.
Bettie Page - 11 mdd.
Bettie Page (Twitter)

México

Bajo el argumento de que el erotismo ya se encuentra a un clic del interesado, la revista Playboy internacional anunció que en marzo del 2016 finalizarán los desnudos en sus páginas. Mientras llega el momento, mostramos una selección de celebridades que aparecieron en la publicación

Pocos emprendedores habrían hallado qué hacer con las fotos de un viejo calendario donde Tom Kelley eternizó a la hermosa y entonces desconocida Marilyn Monroe. Pero Hugh Hefner compró los derechos de ese material, piedra angular de su imperio, aunque, como el mismo señalara, aquel diciembre de 1953 "no sabía si llegaría al número 2".

Lo que sucedió después ni el propio empresario lo imaginó: ocho mil dólares de inversión que se multiplicaron con la venta de las 50 mil copias de esa primera edición, y el nacimiento de la leyenda que en su mejor época llegó a tirar siete millones de ejemplares mensuales tan solo en Estados Unidos. Actualmente se imprimen alrededor de 800 mil y las pérdidas se acumulan cada año.

Playboy nunca uso el gancho de las celebridades sino hasta los años ochenta, cuando posaron, con meses de diferencia, Bo Derek, Bárbara Carrera y Kim Bassinger. Antes de eso, entre las famosas solo contamos a Ursula Andress (junio de 1965) Jane Mansfield (Febrero de 1955 y junio de 1963) y Rachel Welch en diciembre de 1979.

"Hacer Playboy" —muletilla usada para anunciar su decisión de encuerarse— se convirtió en moda entre las actrices, cantantes, algunas deportistas y conductoras, incluso en países donde había franquicias como México. Y hasta donde se ha documentado, muy pocas le dijeron que no a Hefner y a su inefable maleta llena de billetes verdes.

En lustros recientes, la oferta se abarató con pictoriales de escasa notoriedad como el de Lizzy, la anodina hija de Mick Jagger, que poco heredó de la belleza clásica de su mama Jerry Hall, así como también fueron irrelevantes las páginas con Charisma Carpenter, actriz menor de teleseries, con Joanna Krupa, modelo descubierta por las competencia FMH e incluso las de la comentarista deportiva Leeann Tweeden. ¿Quién las recuerda?

A final de cuentas, la decisión de Hefner y su editor, Cory Jones, tiene una intención comercial pues las imágenes de chicas en bikini o lencería circularán de forma más natural en las plataformas de Facebook, Twitter e Instagram, hacia donde ahora se mueve el marketing editorial. Pero además se trata de llegar a un público más joven y de ese modo impedir el derrumbe de la marca. A ver qué tal les resulta la apuesta...

Mientras tanto ejercitemos la nostalgia con algunas de las sesiones más memorables de la historia.