Y el Oscar es para...

Musicópata.
Musicópata
Musicópata (Reuters)

Ciudad de México

Esta noche serán entregados los Premios Oscar. Una de las categorías musicales más importantes premia a los compositores de la mejor canción original escrita específicamente para una película. En esta ocasión se estarán celebrando 80 años desde que se creó esta categoría. La primera canción ganadora fue “El Continental”, de la cinta The Gay Divorcee, de 1934, compuesta por Con Conrad y Herb Magidson.

Las nominaciones para Mejor Canción Original son hechas por los 240 miembros de la Academia Cinematográfica de Estados Unidos especializados en composición musical. Los ganadores son elegidos por votación del pleno de los miembros de la Academia. Y si tomamos en cuenta que muchas de las ganadoras han llegado a convertirse en piezas clásicas de la música popular, la que se lleve esta noche el Oscar pasará a formar parte de una élite integrada por solo 80 canciones triunfadoras.

En esta ocasión en vez de cinco temas nominados solo hay cuatro, ya que “Alone Yet Not Alone”, canción escrita por Bruce Broughton para la película del mismo nombre, fue descalificada en medio de un pequeño escándalo. Cuando se dieron a conocer las nominadas causó extrañeza la presencia de esta canción —casi desconocida para la mayoría de los expertos— cuyo crédito no aparecía en la cinta. Al investigar el asunto más a fondo la Academia descubrió que Broughton había cabildeado entre los miembros para lograr la nominación —actividad prohibida—, y la canción fue eliminada de la lista.

Las cuatro que van hoy por la estatuilla son:

—“The Moon Song”, de la película Her, de Karen O. y Spike Jonze.

—“Let It Go”, de la cinta Frozen, escrita por Robert López y Kristen Anderson-López.

—“Ordinary Love”, de Mandela, del mito al hombre obra de U2 y Danger Mouse.

—“Happy”, creada por Pharrell Williams para la película Mi villano favorito 2.

Como es lógico, cada canción tiene virtudes para ganar el Oscar. “Moon Song” es una pieza de conmovedor romanticismo cuya tierna melodía seduce el ánimo del público. “Let It Go” viene respaldada por la maquinaria promotora de Disney y es el gran número musical de Frozen, que ya ganó otros premios. “Ordinary Love” cuenta con la poderosa interpretación de U2 y el apoyo de la empresa de los hermanos Weinstein, que casi nunca pierde. Por su parte “Happy” ha recibido el fuerte respaldo de Universal Pictures y es interpretada por Pharrell Williams, talento que ya ganó en los Grammys.

Mi predicción es que “Let It Go” va a ganar hoy. La canción fue interpretada en la película por la actriz y cantante estadunidense Idina Menzel en su papel como la Reina Elsa. Es un himno de liberación, un tributo al feminismo y a la necesidad de liberarse del miedo y la humillación. La versión en disco y video musical lanzados por Disney, que ya ha alcanzado altas ventas, fue interpretada por Demi Lovato.

En la otra categoría musical importante, Mejor Partitura Original, creo que la ganadora será la pista sonora escrita por Steven Price para la cinta Gravity, de Alfonso Cuarón. Ojalá que mis predicciones salgan buenas.