Olga Breeskin da su testimonio de vida

La ex vedette se presentó en un templo cristiano de Guadalupe para alabar a Dios y narrar todo lo que tuvo que pasar para después dar un cambio radical a su vida.

Monterrey

Luego de que su vida diera un giro de 180 grados al convertirse al cristianismo, Olga Breeskin está de regreso en los escenarios, pero ahora no como vedette, sino como conferencista.

La artista de 62 años ofreció ayer en un templo del municipio de Guadalupe su testimonio de vida, que en la época de los 70 y 80 estuvo marcada por los excesos.

Durante el encuentro en el Monte Horeb, la ex vedette mexicana habló de cómo toco fondo a raíz de un problema legal que enfrentó en contra de Juan Gabriel, a quien en aquel entonces acusó de incumplir un contrato.

“Mis ojos estaban puestos sobre ese papel, yo no conocía a Cristo, pero a partir de ese momento todo se vino abajo, ya no tuve presentaciones, ya nadie me contrataba, no tenía qué comer ni en dónde vivir, fue hasta entonces cuando puse mis ojos en mi salvador, quien acudió a mi socorro”, dijo Breeskin como parte de su testimonio.

Además de charlar con los asistentes, Olga realizó algunas alabanzas que acompañó con su inseparable violín, dejando atrás esa sensual figura con espectaculares atuendos con los que años atrás provocaba a sus fanáticos.

“Hoy entiendo que todo lo que sucedió fue para que esta señora estuviera aquí alabando al Señor, y no entreteniendo a los borrachos de los palenques”, proclamó la también actriz.

Luego de casi dos horas frente al público, la ex vedette se despidió en medio de melodías cristianas, para firmar algunos autógrafos a sus seguidores.

En el evento Breeskin promovió un DVD con música cristiana y su testimonio, el cual promueve “sin censura”, pues el video además de narrar cómo la vida le cobró factura, cuenta acerca de una violación.