“Se improvisa en el cuidado de la imagen pública”: Álvaro Gordoa

El asesor destacó que en México muchos famosos desconocen los beneficios que pueden obtener con esta herramienta; además, la confunden con el diseño de imagen, que es más frívolo, mientras su ...
Afirma que el medio artístico no mejora su imagen pública por desconocimiento.
Afirma que el medio artístico no mejora su imagen pública por desconocimiento. (Adriana Jiménez Rivera)

México

Decir que Luis Miguel no ha evolucionado con sus audiencias, que Kate del Castillo no ha sabido manejar la crisis de imagen que experimenta a partir de los hechos que la han relacionado con Joaquín Guzmán Loera o bien que Alejandro González Iñárritu es uno de los pocos mexicanos que es bien visto a escala mundial son solo algunos de los comentarios que Álvaro Gordoa como experto en materia de imagen pública puede externar.

El gusto que heredó de su padre por ayudar a los demás a ser bien percibidos, y que le dan la autoridad lo mismo para recomendar desde el uso de un accesorio, como lo hace en algunas de las campañas en que participa, hasta el comportamiento que debe tener en determinada situación, ha ido más allá y se ha materializado en el Colegio de Imagen Pública que dirige, y en el que hoy en día se preparan quienes se dedican a cuidar que políticos, deportistas y empresarios sean bien percibidos en todos los ángulos.

Situación distinta a la que sucede con los integrantes del medio artístico, pues contrario a lo que pudiera pensarse, el experto destaca que este gremio no se apoya en este tipo de especialistas, porque desconocen el beneficio que pueden obtener.

¿Qué tan importante son los accesorios en el día a día?

Importantísimos, de hecho en la historia de la moda existe antes el accesorio que el vestuario, antes nos empezamos a ornamentar que a vestir y es totalmente comprobado. Y es que, a través de los accesorios, encontramos todo un sistema de comunicarnos, de independizarnos, de marcarnos ante los demás; el accesorio claramente lo está diciendo, no tiene una fusión útil tiene una función estética y, por lo tanto, la estética siempre ha sido una función muy útil para los seres humanos.

¿Cómo inicia tu pasión por el estudio de la imagen pública?

Soy segunda generación, mi padre fue pionero del estudio de la imagen pública y el primer consultor que hubo en este país; entonces, la afición me entra desde chico, pero también una pasión a través de la cual yo empiezo a ver resultados.

El hecho de cómo a través de ser bien percibido se pueden lograr cosas interesantes: que un negocio fuera negocio, que un político pudiera ganar una elección, que a una persona la contrataran en una entrevista de trabajo, por lo tanto lo que más me apasiona es ayudar a los demás a lograr su objetivo, a ser mejores, a tener más, siendo bien percibidos, y eso lo llevamos a una escuela; el Colegio de Imagen Pública donde se estudia licenciatura, maestría, doctorados, diplomados, y saber que México es semillero de personas que están ayudando a que sean bien percibidas nuestras instituciones y personas.

¿Con qué personajes has trabajado para lograr ese objetivo?

He trabajado en 33 campañas políticas, para muchísimos gobiernos, para Presidencia de la República en otros tiempos. En la empresa, tenemos políticas de confidencialidad y por eso no podemos dar nombres. Se pierde la magia cuando dices qué le hiciste a quién; por contrato no lo hacemos, pero te puedo decir que he trabajado con artistas de este país, con deportistas; y a nivel de empresas he hecho la imagen de un centro comercial, de una tarjeta de crédito, trabajo mucho para la industria farmacéutica, al igual que para la industria petroquímica.

¿En la farándula, cómo ves la situación? ¿Hoy en día realmente los famosos cuidan su imagen?

Te puedo decir que en el medio artístico mexicano estamos en pañales en el manejo de la imagen pública. La gente piensa que imagen pública es simplemente cómo se van a vestir y no cómo son percibidos, es impresionante que artistas caen en crisis y tienen malos manejos, porque llevan estrategias manejadas por los de sus disqueras, por sus managers, hasta por sus familiares, y es por eso que no tenemos grandes estrellas y grandes figuras como se puede ver en otros países.

En época de premiaciones en Hollywood y en otras partes del mundo, mañana será el BAFTA que se entrega en Inglaterra, el lunes es el Grammy en Los Ángeles y el 28 será el Oscar, ¿qué figuras de México están destacando en esos eventos?

Hablando de premiaciones, te puedo decir que una de las personas más queridas y respetadas es El Negro González Iñárritu, pero son figuras que han dado buenos resultados y al buen profesional se le reconoce por sus resultados, pero no hay estrategias detrás para los que no han tenido que emigrar. Desafortunadamente, ellos son fugas de talento para nuestro país; insisto, en México no vemos que hay cuidado de imagen pública.

¿A qué lo atribuyes? ¿Es falta de conocimiento del beneficio que puede aportar cuidar este rubro? ¿Es falta de interés o quizás evitar un gasto?

Es por desconocimiento y porque no saben que es una inversión, lo ven como un gasto innecesario no saben cómo lo pueden catapultar. ¿Qué hay detrás de Beyoncé? Imagen pública, ¿de Rihanna?, imagen pública, incluso de Shakira. En México no tenemos un artista de ese nivel. Los artistas que se hicieron muy grandes en México se hicieron en unas épocas muy diferentes.

¿Por ejemplo?

Luis Miguel, pero él al día de hoy tiene severas y terribles deficiencias en el manejo de su imagen pública. Dicen: "Imagen de Luis Miguel" y se remiten a que si se viste más elegante o no, que si está más gordo o no; y no es eso. Su imagen pública es como lo están percibiendo, Luis Miguel es un producto artístico que ha envejecido, que no ha evolucionado, no ha madurado con su audiencia.

La misma Kate del Castillo demuestra gran inmadurez profesional al no haber salido a dar la cara y manejar la crisis. Sean Penn salió a los días a dar una exclusiva a una de las cadenas más refutadas y ya no estamos hablando del caso Sean Penn.

Kate no ha manejado esa situación, creo que hace falta elevar esos niveles de conocimiento y es lo que hacemos desde nuestra trinchera. En México las grandes empresas invierten en imagen pública, el sector político, con todas sus carencias, que es la profesión peor percibida en nuestro país, mínimo tiene a consultores de imagen en campaña. Deberían de hacerlo durante sus gobiernos, pero el medio artístico mexicano no se ha dado cuenta de los beneficios.

Hay mucha improvisación, el hermano, que es manager, la disquera que se meta hacer cosas de imagen y hasta el propio artista es arquitecto de cómo quieres ser percibido.

¿Existe mucha competencia en tu medio? ¿Se pelean por manejar la imagen de tal o cual personaje?

La competencia es muy sana, pero somos un gremio reunido y cada persona que sale del colegio empieza a competir entre ellos y se hace labor de difusión y conocimiento. En este medio, el primer requisito es estar sensibilizado a que imagen es mucho más de lo que se cree. Desafortunadamente, la gente confunde la consultoría de imagen pública con el diseño de imagen, y el diseño de imagen es mas frívolo, es estética, aunque eso sí, muy respetable como profesión, pero lo único que te da una buena apariencia es una buena fachada; en contraste, imagen pública es que te perciban bien desde todos los ángulos, tiene que ir con la mercadotecnia, la publicidad, la propaganda.