Ludwika Paleta e Irene Azuela aplauden al 'Hombre ajeno'

Adrián Vázquez, José María Yazpik y Osvaldo Benavides celebraron con la develación de una placa conmemorativa, el cierre de temporada de la puesta en escena.
El elenco de 'Un hombre ajeno' ,encabezado por José María Yazpik y Adrián Vázquez.
El elenco de 'Un hombre ajeno' ,encabezado por José María Yazpik y Adrián Vázquez. (AP)

México, DF

La noche del sábado tres actores dieron su mejor esfuerzo en el escenario: Adrián Vázquez, José María Yazpik y Osvaldo Benavides, con su interpretación de Tomás, en un montaje, 'Un hombre ajeno', plagado de emociones, que retan al espectador a ser testigo de un viaje que recorre la compleja psique humana.

Entre risas, lagrimas y en ocasiones hasta incomprensión de la reacción del personaje principal, interpretado por los tres histriones, el público atestiguó una historia que permite la identificación en cualquier nivel: el de estar y no, la soledad, el amor y el desencuentro amoroso, que le dan al montaje el éxito merecido.

En este que será el último fin de semana en el Distrito Federal de la obra de teatro en el inmueble Central Chopin, Vázquez, Yazpik y Benavides fueron aplaudidos en su cátedra actoral por dos amigas, quienes hicieron las veces de madrinas en una develación de placa conmemorativa, Ludwika Paleta e Irene Azuela.

"Muy especial, con tres actores que admiro mucho y dos de ellos que son amigos míos, Chema (Yaspik) y Osvaldo, a él lo conozco desde que éramos niños y nos queremos mucho, le tengo admiración y estoy contenta que me hayan invitado a ser madrina de esta placa, que es muy merecido el éxito que obtuvieron. Todos nos identificamos con los amores y desamores.

"Con la nostalgia y esas cosas que pensamos que iban a ser de cierta manera y no son, creo que la obra está llena de imágenes y para cada quien es un discurso diferente cada quien tiene sus imágenes, seguramente cada quien le dio su interpretación a cada personaje, el autor lo logra bien", expresó Paleta.

Por su parte, Azuela comentó su gusto por acompañar a sus amigos: "Ya había venido a ver esta obra, hace unos meses que se estrenó y tengo amigos queridos, así que para mí es un honor estar en su celebración.

"Chema es amigo desde hace muchos años, he tenido el chance de trabajar con él, con Alejandro Ricaño también hemos mantenido una relación cercana. Celebrar el fin de temporada de una obra tan exitosa, es una gran fiesta", finalizó Irene.

El montaje continuará con su historia, con una gira por el interior de la República Mexicana.