No es el final que esperábamos: madre de Cerati

Lilian Clark, madre de Gustavo Cerati, compartió su sentir tras el fallecimiento de su hijo.
Lilian Clarke durante el traslado de los restos de Gustavo Cerati.
Lilian Clarke durante el traslado de los restos de Gustavo Cerati. (AP)

Santiago

A Lilian Clark, la madre de Gustavo Cerati, le cuesta aceptar lo inapelable: el fallecimiento de su hijo, tras sus cuatro años de agonía emocional, de espera en el milagro, finalmente no llegó.

En declaraciones de hoy al matutino chileno "La Tercera", Lilian Clark, señaló: "el final ocurrió, como ya todos sabemos, pero no es lo que uno espera luego de tanta lucha, de tanta batalla".

"Igual, pese a todo lo que se diga, no es el desenlace que esperábamos", dijo.

La madre del músico fallecido el pasado jueves afirmó que jamás se puso en el caso de que él falleciera y que "creo que van a tener que pasar muchos días para que pueda estar mejor.

"Ahora estamos en una etapa de recogimiento, de intimidad familiar y no mucho más. Me cuesta mucho hablar aún, es difícil, pero con los días tenemos la esperanza de que todo se vaya sanando", dijo en sus declaraciones a la publicación chilena.

Sabíamos, indicó, que "estaba consciente de nuestro apoyo y amor", pero, agregó "pese a que ahora estamos más tranquilos, va a ser muy complejo aceptar este momento".

Lilian Clark agregó que agradecía mucho a los chilenos que llegaron a Buenos Aires y a los que llamaron desde el país para expresar su dolor y apoyo.

"El pueblo chileno siempre estuvo presente en su historia como persona y músico. Él amaba muchísimo a Chile. Sus hijos. Lisa y Benito son de allá, así que para él era parte de su patria", agregó.

Cerati vino por primera vez a Chile, en 1986 y al año siguiente fue uno de los puntos altos del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, y en marzo de 2010 animó el festival solidario Argentina abraza a Chile, tras el terremoto del 27 de febrero de ese año.

Casado con la cantante chilena Cecilia Amenábar, en 1993, de la que se separó años mas tarde, con quien tuvo dos hijos, Benito, también músico, de 20 años, y Lisa, de 18, Cerati vivió en Chile dos años en esa época, donde compuso "Amor amarillo", para su debut como solista.