Letizia y México, su otra pasión

Con 23 años, la joven periodista se planteaba su viaje a México no sólo como una experiencia académica, sino como una "experiencia vital".
Letizia Ortiz vivió en México.
Letizia Ortiz vivió en México. (especial)

México

Tras descubrirse su noviazgo con el príncipe Felipe, fueron saliendo a la luz los detalles de la estancia de Letizia Ortiz en México. Quienes la conocieron la recuerdan como una mujer honesta e inteligente, que cuestionaba a sus profesores.

A Letizia Ortiz siempre le fascinó la cultura mexicana. En 1995, obtuvo una beca de la Agencia Española de Cooperación y eligió la Universidad de Guadalajara, en México, para cursar un postgrado sobre comunicación y periodismo.

Antes de su viaje, Letizia concedió una entrevista a un periodista mexicano sobre sus proyectos en ese país. Durante la charla, la futura reina de España demostró su conocimiento de México y se dio a conocer como una mujer decidida.

Con 23 años, la joven periodista se planteaba su viaje a México no sólo como una experiencia académica, sino como una "experiencia vital".

"México es un país que me interesa, que siempre me ha llamado la atención. He leído cosas y he estado pendiente de lo que se publica en la prensa, de lo que escriben Carlos Fuentes y Jorge Castañeda (...) Me interesan el país, los procesos de comunicación", dijo en aquella ocasión.

Durante la entrevista, criticó al PRI, -que en aquellos años llevaba más de 65 años de gobierno-, y denunció la falta de libertad de expresión en América Latina.

"Quizá esto moleste a los mexicanos, pero en un país donde lleva tantos años un partido en el poder, creo que la comunicación está demasiado atada y esto no debe ser así (...) Lo siento, yo me construyo esa realidad mexicana a partir de lo que leo aquí. Tengo esas ideas preconcebidas, ese prejuicio, pero voy con la mente muy abierta, a lo mejor puedo estar equivocada", dijo la prometida ahora esposa de Felipe de Borbón en 1995.

Ya en México, además del doctorado, Letizia trabajó en el diario Siglo XXI.

Cubriendo una exposición de pintura para el diario, Letizia conoció al pintor cubano Waldo Saavedra, de quien se hizo amiga. Tal era la sintonía que le propuso que posara para algunos de sus cuadros, trabajo que se utilizó la portada del disco 'Sueños líquidos', álbum que consagró al grupo Maná, aunque, según reconoció el pintor, ella no posó para ese cuadro.

En Guadalajara, Letizia Ortiz alquiló una habitación con una familia, en una casa cercana a la universidad.

Desde sus primeros meses en el país le fascinó la comida mexicana, y también la música.